fbpx
SonoroTicket

Destape viral


 

Pese a que a veces su rostro no muestre tal emoción, no cabe duda de que Billie Eilish se encuentra más feliz que nunca, como bien dice su nuevo álbum, Happier than ever.

Muestra de ello es la seguridad que proyecta en la sesión de fotos que tuvo para la edición británica de Vogue, donde cambia sus prendas holgadas características por corsés y un mood de época que ha sorprendido a sus fans.

“Amo estas fotos y amé la sesión. Haz lo que quieras hacer, cuando quieras. Que se joda todo lo demás”, escribió la ganadora de siete Grammys en Instagram.

Aunque muy alejado de lo que Eilish ha mostrado en su carrera hasta ahora, el resultado no deja de tener su sello, pues las imágenes terminan siendo elegantes y únicas.

“Billie vino a Vogue con una idea. Se preguntó: ‘¿Y si quisiera mostrar más de mi cuerpo por primera vez en una historia de moda? ¿Si quisiera jugar con la corsetería y deleitarme con la estética de las pinups de mediados del siglo XX, que siempre he amado?’”, señaló Edward Enninful, editor de Vogue.

De entre las instantáneas, compartidas por la cantautora en su perfil de Instagram, destacan las que dejan ver uno de sus más grandes secretos: un enorme tatuaje que abarca parte de su pierna derecha y vientre.

Anteriormente, Eilish había dicho que sus fans probablemente nunca verían dicho tatuaje, por lo que la revelación del mismo le generó 6.4 millones de likes en menos de una hora.

“Literalmente, nunca he hecho nada en este ámbito”, comentó Billie respecto a la sesión hace unas semanas. “Ya sabes, además de cuando estoy sola y así”.

“Quiero agradecer profundamente al equipo británico de Vogue por respetar mi visión y hacer que todo esto (la sesión de fotos) se hiciera realidad”, escribió la autora de Bad guy, Ocean eyes y Lovely en un post de sus redes.

 

 

Staff I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button