Un concierto por las mujeres
 
Hace (16) meses
 · 
Un concierto por las mujeres
Compartir:

Porque las 400 mujeres: Todas, duerman en la tranquilidad de su cama o donde les dé la gana, pero vivas y seguras ofrendamos este trabajo”, es uno de los mensajes que promovió la puesta Scheherezade, un concierto escenificado con la ejecución de la Orquesta Filarmónica de Pachuca, bajo la dirección de Patricio Méndez Garrido, y que se presentó en recintos de Pachuca.

Ana Liedo comentó que, en su adaptación, la lectura del tarot va develándose enmarcando la escena desde el cielo del recinto: sale la carta del Sol en su apogeo, con luz que quema, igual que el rey Shazaman, interpretado por Alberto Lara Enríquez, quien no puede reinar sin el descanso reparador que le ofrece el orgasmo, pero es atormentado por el recuerdo de los sonidos del éxtasis que escuchó de su reina en la peor traición y por ello silencia a una mujer cada noche.

Después titila la carta de la Estrella, y con ella brotan como luces las mujeres, tres y todas a la vez, con la inocencia y juventud de Habiba Sosa, la madurez y experiencia de Nayeli Quintanar y la fuerza de Cinthya Ariadna Fuentes; entre la diversidad de sus cuerpos, historias y estilos nos representan a todas, ante la ilusión de su boda encuentran el filo de la espada que apaga su brillo.

Del fondo del escenario viene una cuarta mujer: Scheherezade, en el cuerpo de Edna Rodríguez, quien ofrecerá sus mejores historias cada noche, para que una mujer duerma en su casa y dejen de morir a manos del rey.

Poco a poco nos cautivan con las historias de Simbad el Marino, quien aparece bajo la carta del Mundo, y vuela en las garras del gran pájaro Rock y abrazado a la cintura de un demonio, saliendo ileso para tener una aventura más inesperada que la anterior.

Brota la Torre, la caída del poder y con ella Scheherezade reta al rey comparando su cobardía con la valentía de Simbad, con esta igualación el monarca no puede más que caer en la conciencia de que no habría pan suficiente en el reino para enterrarlo las veces que murieron sus parejas.

Es por ello que Shazaman deja en manos de Scheherezade su espada y la invita a viajar por el mundo. Con ese gesto viene la última carta, la Luna, todas diseñadas por Margarita Dajui, como esperanza de un tiempo de luz suave y de un reinado sutil, cíclico y en paz.

Los intérpretes se pasean leyendo el tarot a los afortunados asistentes dejando mensajes con los que soñarán.

“Que las historias de los antiguos sirvan a los presentes” con una narrativa de más de un milenio y desde tierras árabes, las entrañables Mil y una noches se va intercalando el tejido dramático en la versión escrita y dirigida por Ana Liedo Lavaniegos con la música del ruso Nikolai Rimsky, con solos de alta complejidad destacados del concertino Saúl Osvaldo Baños Salazar.

Sara Elizondo I Pachuca

 

Compartir:
Relacionados
title
Hace (12) meses
title
Hace (16) meses
title
Hace (41) meses
title
Hace (43) meses
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg
Más popular
Arte y ciencia, en Pachuca
Por Redacción Criterio . 10 de mayo de 2024
Por Redacción Criterio . 15 de mayo de 2024
Por Redacción Criterio . 10 de mayo de 2024
Por Redacción Criterio . 13 de mayo de 2024
Por Redacción Criterio . 16 de mayo de 2024

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad