fbpx
MéxicoNoticias

Llaman a cuentas a agentes del INM


La Marina llamó ayer a cuentas a los agentes migratorios que operan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), luego de que algunos de ellos denunciaron corrupción y extorsión a pasajeros, así como maltrato laboral.

Los mandos de la Marina, que desde febrero de este año asumieron el control de la seguridad, citaron a los agentes del Instituto Nacional de Migra-ción (INM) en la Comandancia General del AICM, actualmente a cargo del contraalmirante José Ramón Rivera.

Cada uno recibió una hoja en la que se le indicó escribir las irregularidades, desde los abusos y la extorsión a extranjeros, hasta la forma en que los revisan, tratan o deportan, según confirmaron los agentes.

Dijeron a Reforma que la mafia que opera en el AICM no solo retiene a extranjeros con algún alegato de documentación, sino que llaman a sus familiares para solicitarles dinero a cambio de su “ingreso” al país.
A su vez, el INM confirmó en un comunicado irregularidades y colusión con redes criminales dentro de la terminal, pero las atribuyó a agentes que han sido dados de baja.

Además informó que Mar-tha Carolina Rodríguez Her-nández, dejó la subdirección de Trámites en el AICM desde el 24 de abril y que se dio vista al Órgano Interno de Control (OIC) para las investigaciones que haya lugar.

En la denuncia presentada por empleados del INM se señala a Rodríguez Hernández como cabeza de una red de extorsión que ejerce represalias hacia los agentes que se niegan a ser parte de los abusos.
El documento, respaldado por más de 60 agentes y enviado al OIC, cuya copia fue entregada a Reforma, los denunciantes revelaron que solo entre noviembre y diciembre del año pasado renunciaron o no se les renovó el contrato a 50 empleados por ese motivo.

“Ejerció una red de corrupción en las terminales 1 y 2, misma que afectó a muchos agentes que no querían entrar al negocio que tenía con el tráfico humano, cobrando mil dólares por persona. Los elementos que no aceptaban la propuesta, no les renovaba el contrato, que es de tres meses, por pretextos absurdos, o los hostigaba hasta que renunciaban”, describe la denuncia presentada ante el OIC.

Conforme el documento integrado con cartas y fotografías, los agentes explicaron que tras las reiteradas quejas, Rodríguez fue separada de su cargo a inicios de año, pero en lugar de investigarla fue enviada a las oficinas centrales del INM en Polanco. Luego, debido a la falta de personal en el AICM, la funcionaria regresó a ocupar su puesto.

Benito Jiménez
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button