fbpx
Futbol NacionalLa Copa

Legado inmortal de Tomás Balcázar, en Pachuca


Tomás Balcázar fue una de las personalidades que iluminaron con su presencia en la novena ceremonia de investidura del Salón de la Fama, en la capital hidalguense.

El mítico exdelantero del Guadalajara fue elegido, en abril de 2019, como uno de los decanos nacionales para ingresar al recinto de los inmortales, junto a Gustavo El Halcón Peña en la misma categoría.

Junto a figuras de la talla de Javier Zanetti, Arrigo Sacchi, Pavel Pardo, Sissi y Pele Vargas, quienes vivieron en carne propia su condecoración, el abuelo de Javier Hernández se presentó el 12 de noviembre pasado en la Bella Airosa, donde, en la conferencia previa a la ceremonia, manifestó su percepción sobre la actualidad del balompié.

“El futbol de mi época y el de ahora no ha cambiado nada, a mí me lo ha dado todo y me he entregado pensando solo en divertirme y hay que estar bien preparado, porque las cosas están cada día mejor y nuestro futbol va para arriba”, manifestó.

En el acto protocolario nocturno, Balcázar fue el cuarto condecorado de la noche y en su mensaje se congratuló que se le haya tomado en cuenta para ingresar a este recinto.

“Yo le doy gracias a esta institución porque me han sorprendido tanto”, se refirió sobre el Salón de la Fama, administrada por Grupo Pachuca.

Al culminar su emotiva investidura, de entre el público presente en el auditorio Gota de Plata se escuchó un fuerte “Arriba don Tomás Balcázar”.

Tommy ganó su lugar en la inmortalidad tras su aporte durante una década (1948-1958) con el Guadalajara, con el que ganó el título de liga en la temporada 1956-1957, así como el Campeón de Campeones en 1957.

 

Alejandro Velázquez I Pachuca

 

Noticias relacionadas

Back to top button