fbpx
Futbol internacionalLa Copa

Día histórico para el futbol


Miles de mujeres iraníes, ondeando banderas y tomándose selfies, asistieron libremente ayer a un partido de futbol por primera vez en décadas, después de que la FIFA amenazara con suspender al país por las controvertidas restricciones a los estadios.

Aficionadas entusiasmadas colocaron la bandera nacional de color verde, blanco y rojo sobre sus hombros y su cabello mientras entraban por una pequeña sección del estadio Azadi de Teherán.

Algunas se pusieron gorros por encima del velo y pintaron sus rostros con los colores de la insignia nacional, con ocasión del partido de clasificación Irán-Camboya para el Mundial de 2022.

Sus sonrisas evidenciaban un día glorioso para las mujeres iraníes, incluso antes de que comenzara el encuentro. Y un gran estruendo estallaba en la grada femenina con cada gol marcado por el equipo nacional.

El partido, que se saldó con 14-0 a favor de Irán, terminó con las asistentes de pie aplaudiendo a los jugadores de la Tim-é melli (equipo nacional en persa), que les devolvieron la ovación.

Durante casi 40 años -después de la revolución islámica en 1979-, Irán prohibió a las mujeres la entrada a los estadios de futbol y de otros deportes. Los clérigos argumentaban que las mujeres deben ser protegidas del ambiente masculino.

El mes pasado, la Federación Internacional de Futbol (FIFA) ordenó a Irán permitir el acceso de mujeres a los estadios sin restricciones y en cantidades determinadas por la demanda de localidades.

 

 

Amir Havasi | AFP

Noticias relacionadas

Back to top button