fbpx
Deportes HidalgoLa Copa

Apunta Rubicel al podio


El atleta con discapacidad visual Rubicel Hernández García afrontará mañana, por segunda ocasión en su carrera, uno de sus desafíos más grandes, pues competirá en la trigésima sexta edición del Maratón de la Ciudad de México con la intención de mejorar el cuarto puesto que consiguió el año pasado.

En entrevista con Criterio, desde su campamento en Pachuca, el de Tianguistengo aseguró que llega a la justa capitalina con una mejor preparación respecto del 2017, por lo que subir al podio es una meta realista.

“Todo atleta dice: ‘nos preparamos, lo hicimos biAen mental y físicamente’. Allá, en la competencia, pues pueden pasar muchas cosas, pero vamos con toda la actitud, todas las ganas de podernos subir al podio. El año pasado lo corrí en 3:11 (tres horas y 11 minutos) y espero en Dios bajarlo de tres”, declaró el corredor.

Con esto en mente, Hernández García realizó una preparación exhaustiva desde hace cuatro meses, con la intención de llegar a la cita en el mejor nivel de su carrera.

“La preparación empezó desde hace cuatro meses, todo lo físico y ya el plan de trabajo real fue desde hace tres. Las distancias más largas eran de 30, 26, 32 kilómetros, variaban. Igual nos tocaba, por ejemplo, repeticiones en pista; aquí en la de 400 metros, miles, 400, fartlek, todo eso era parte del entrenamiento”, detalló el atleta.

El hidalguense ha tenido que remar contracorriente para cumplir su sueño de competir al más alto nivel, pues ha batallado para encontrar guías. Ahora, con el apoyo de Armando Vivanco Gomiciaga y su hijo David Abraham, Rubicel confía en hacer un buen papel.

“Son 42 kilómetros y todo cambia, se va acumulando el cansancio. Tengo confianza con ellos de que lo vamos a correr súper bien, del kilómetro treinta y tantos para adelante ya cambia la mentalidad, se viene el cansancio; entonces, debe entrar el colmillo del guía fresco. Te motiva, te dice: ‘venga, Rubi, échale’. Este año que pasó, lo corrí con un solo guía y sí se nota la diferencia”, explicó.

La vida de Rubicel cambió drásticamente en el 2000, cuando un accidente le arrebató la vista. Son 18 años viviendo en la oscuridad, aunque el deporte le ofreció una luz que lo ha guiado hasta este punto. “Nunca pensé que había deporte para las personas con capacidades diferentes. Gracias a Dios lo conocí y aquí estoy. Mi actitud es seguirle echando ganas”, remató.

 

DATO

El Inhide, a través de su oficina de Comunicación Social, informó que los mil 400 pesos de apoyo para Rubicel Hernández fueron aprobados hace dos semanas, pero no pudieron entregarlos antes, ya que tuvieron que gestionarlos al no tener la facultad de dar dinero en efectivo por transparencia. Asimismo, detalló que se comunicaron con el atleta para darle el recurso hoy. Sin embargo, el corredor reiteró que no recibirá el apoyo debido a que consideró que la actitud del Inhide no fue la correcta, pues lo hicieron dar varias vueltas. Hernández García explicó que el apoyo de otras personas le permitió reunir lo suficiente para que él y sus dos guías puedan competir en el maratón de la Ciudad de México

Noticias relacionadas

Back to top button