Los derechos humanos y el medio ambiente

El pasado 2021, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas declaró que un medio ambiente limpio, saludable y sostenible es un derecho humano y exhortó a todos los Estados a trabajar juntos con otros actores, para implementarlo; partiendo de esta declaración se deben establecer acciones que contribuyan al ejercicio de este derecho naciente.

 
Hace (2) meses
 · 
Compartir:

El pasado 2021, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas declaró que un medio ambiente limpio, saludable y sostenible es un derecho humano y exhortó a todos los Estados a trabajar juntos con otros actores, para implementarlo; partiendo de esta declaración se deben establecer acciones que contribuyan al ejercicio de este derecho naciente.

Ahora bien, ¿con qué elementos contamos para la defensa de este derecho? Primero debemos partir desde lo más básico: definir qué es el medio ambiente, si bien no existe una definición acordada de manera universal sobre el derecho a un medio ambiente saludable, por lo general, se entiende que el derecho incluye elementos sustantivos (fundamentales) y procesales.

Los elementos sustantivos incluyen al aire limpio; un clima seguro y estable; el acceso al suministro de agua potable y servicios de saneamiento; alimentos producidos de manera saludable y sostenible; ambientes no tóxicos donde vivir, trabajar, estudiar y jugar, y una biodiversidad y ecosistemas saludables.

Luego entonces encontramos los elementos procesales que incluyen el acceso a la información, el derecho a participar en la toma de decisiones y acceder a la justicia, así como los recursos legales, incluido el ejercicio seguro de estos derechos sin represalias.

Hacer cumplir el derecho a un medio ambiente saludable también requiere de coordinación y corresponsabilidad de las instituciones en sus distintos niveles de gobierno; es decir, desde las autoridades municipales hasta la cooperación internacional para reconocimiento sobre los daños a los derechos humanos provocados por la degradación ambiental.

Ahora bien, el reconocimiento de este derecho implica fortalecer los mandatos de las instituciones para que puedan articular políticas públicas acordes a los contextos y necesidades de las personas; todo ello, sin perder de vista los enfoques social, cultural, económico y jurisdiccional.

Hoy desde mi casa, tu casa, la casa de los derechos humanos, coadyuvamos para que este derecho humano no se quede en la teoría, porque no existe plan de b de emergencia. Este es nuestro único hogar, el cual debemos cuidar y procurar para las siguientes generaciones.

Compartir:
Relacionados
title
Hace 14 días
title
Hace 20 días
title
Hace (1) meses
title
Hace (2) meses
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg
Más popular
Política actual impide el desarrollo: Marivel Solís
Por Gerardo Ávila . 24 de mayo de 2016
Por Gerardo Ávila . 9 de agosto de 2017
Por Federico Escamilla . 12 de febrero de 2018
Por Gerardo Ávila . 30 de noviembre de 2015

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad