· 
Hace (2) meses
Bullying, alerta silenciosa

En las últimas semanas, Hidalgo ha presentado casos que resuenan a nivel nacional por sus lamentables consecuencias donde la seguridad, la salud y la vida de niñas, niños y adolescentes (NNA) se han visto comprometidas por presuntos casos de bullying, lo que debería encender las alarmas a todas las instituciones y niveles educativos para que con ello se marque un precedente y así reforzar la lucha, atendiendo esta alarma silenciosa.

Compartir:

En las últimas semanas, Hidalgo ha presentado casos que resuenan a nivel nacional por sus lamentables consecuencias donde la seguridad, la salud y la vida de niñas, niños y adolescentes (NNA) se han visto comprometidas por presuntos casos de bullying, lo que debería encender las alarmas a todas las instituciones y niveles educativos para que con ello se marque un precedente y así reforzar la lucha, atendiendo esta alarma silenciosa.

El bullying, o acoso escolar, es un problema cada vez más recurrente en la sociedad actual y que afecta a millones de NNA no solo de Hidalgo, sino de todo el mundo; el bullying, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) define la conducta de persecución física y/o psicológica que realiza un estudiante contra otro de forma negativa, continua e intencionada.

Expertos en psicología y educación coinciden en que el bullying es un problema que debe ser abordado de manera integral, involucrando a todas las personas que componen una comunidad educativa, como lo son alumnado, personal administrativo, docentes, personas tutoras, cuidadoras y la sociedad en general. Además, señalan que es fundamental fomentar valores como el respeto y la empatía desde edades tempranas como medida preventiva, la cual debe estar basada en la educación y la concientización de las masas.

La realidad actual que vive el mundo al enfrentar las consecuencias de la pandemia a causa Covid-19 fue el incremento del ciberacoso y la violencia en contra de NNA, un grupo que a través de la historia se ha encontrado en situaciones de vulnerabilidad por discriminación, exclusión o incluso invisibilización y que resultó de los más afectados al vivir en aislamiento por meses enteros, al ser esta la alternativa para no contagiarse de la enfermedad y continuar con el acceso a su derecho a la educación.

Miles de NNA tuvieron que permanecer en sus hogares, aumentando así el uso del internet, las plataformas digitales y las dinámicas de aprendizaje a distancia, lo que, según los expertos, elevó significativamente el grado de exposición de la niñez a la violencia en línea y ha abierto nuevas puertas a la explotación y al abuso sexual.

Según informes del secretario general de las Naciones Unidas, al menos uno de cada tres niños a nivel global sufre de acoso escolar, ya sea de manera presencial o en el ciberespacio. La responsabilidad para prevenirlo y atenderlo involucra a la comunidad educativa, pues NNA frecuentemente no cuentan con los mecanismos de apoyo para salir de una situación que puede llegar a poner en riesgo su integridad.

Claro que el acoso escolar y la pandemia van de la mano, no podemos echarle la culpa por completo a la enfermedad que cambió el rumbo del mundo, pero sí es un parteaguas para entender que los esquemas y los protocolos deben entenderse y actualizarse para las nuevas realidades; la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia (Unesco) recomienda como base de la lucha contra el bullying la promoción del respeto a la diversidad, la inclusión y el diálogo en el aula y en la comunidad en general.

Hablar con NNA, creerle a la niñez, visibilizar sus problemáticas, escuchar activamente sus necesidades y construir espacios seguros donde sus miradas cuenten son el inicio de un cambio que es naturalmente urgente. Desde la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, hacemos un llamado a las autoridades educativas y población en general para no quitar el dedo del renglón: debemos trabajar de manera conjunta para coadyuvar en el bienestar de nuestras NNA y erradicar bullying.

Reflexionemos con una mirada desde los Derechos Humanos:

¿Qué sociedad buscamos construir para que nuestras NNA accedan a sus derechos?, ¿cuál será nuestra colaboración desde nuestros espacios de incidencia para que sus derechos sean respetados?

Seamos los adultos responsables que nuestras NNA necesitan.

Hasta la próxima.

Compartir:
Relacionados
title
Hace 9 días
title
Hace 15 días
title
Hace (1) meses
title
Hace (2) meses

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad