fbpx
Futbol NacionalLa Copa

El Atlas está en la semifinal, después de 17 años


Pasaron 17 años para volver a una semifinal. El Atlas empató 1-1 ante Monterrey y su mejor posición en la tabla general le otorgó el ansiado boleto que lo acerca a la gloria de la disputa por el título de liga.

El Apertura 2004 había sido la última vez que los Rojinegros avanzaron y el haberlo logrado este sábado generó el estallido delirante de una afición abnegada. Curiosamente, volverá a enfrentarse a los Pumas, igual que en aquel entonces.

Con el 0-0 conseguido en el juego de ida, el Atlas ya tenían un pie en la semifinal. Pero apostar por únicamente conservar el empate era el mayor riesgo.

Así, los Rojinegros asumieron el control desde el inicio, frente a un rival que entró pronto en desesperación.

Sin embargo, los primeros minutos fueron complicados para el Atlas, que deseaba anotar de inmediato para manejar mucho mejor los tiempos.

Al 2′ Aldo Rocha cobró tiro libre directo y Anderson Santamaría anotó de cabeza, pero en fuera de lugar. Poco después, al 7´Jairo Torres, por el sector derecho del área, se dejó comer por los nervios y envió el balón a la tribuna.

Ante la incapacidad de elaborar alguna jugada de peligro al frente, Rayados optó por comenzar a cometer faltas sistemáticas sobre Jeremy Márquez y Julián Quiñones.

El Atlas mantenía el balón en su poder, y al 15´ se registró la jugada polémica. Luis Reyes entró al área por la izquierda con Erick Aguirre al acecho y cuando se disponía a tirar el Hueso tropezó con el césped, pero el árbitro consideró que el defensa regio había tocado al rojinegro, por lo que marcó el penalti que al 17′ ejecutó impecable Julio Furch para el 1-0.

Atlas se replegó, pero Rayados estaba desordenado y fue hasta el 38′ que Rogelio Funes Mori conectó un remate de cabeza que desvió Camilo Vargas.

Para la segunda parte el Atlas optó por mantenerse atrás para invitar a Rayados a atacarlo.

El resultado fue que en su afán de no dejar pasar a ningún jugador regio se generaron faltas constantes que representaban tiros en su contra.

Y al 73´ se presentó el escenario tan temido, con una distracción de Anderson Santamaría, quien descuidó a Alfonso González para que pudiera rematar de cabeza y anotar el 1-1.

Los minutos restantes fueron de locura, con Monterrey encima, Atlas consumiendo el tiempo fingiendo faltas, y una afición desesperada por el silbatazo final que llegó 7 minutos después del 90.

Y sí, Atlas está de regreso a una semifinal.

Omar Jesús Fares Parra I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button