fbpx
First Class

Zempoala: el séptimo Pueblo Mágico de Hidalgo

Sin duda, Zempoala es un lugar que se ha ganado a pulso su reciente distinción, es un lugar mágico y lleno de historia que tienes que visitar


Zempoala fue reconocido hace algunos meses como el séptimo Pueblo Mágico de Hidalgo. Es un pueblito que se encuentra al sur del estado y, gracias a su gran gastronomía, y sus lugares con historia le fue otorgado la distinción. Este destino cuenta con sitios emblemáticos, como el acueducto del Padre Tembleque, uno de los atractivos más representativos de este lugar, pues se trata de una obra hidráulica del virreinato en América. Su finalidad era llevar agua de los manantiales ubicados en las inmediaciones del Cerro de Tecajete a los pueblos cercanos. El encargado de la obra fue el fraile Francisco de Tembleque, y este fue nombrado en su honor. En 2015, el acueducto fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Otras atracciones de Zempoala son las haciendas y el pulque, pues, si hablamos de Hidalgo, hablamos de las haciendas pulqueras. En este municipio existían 20 y actualmente solo queda una docena, pero su esplendor continúa asombrando a todos los visitantes. La hacienda de San Juan Pueblilla destaca por su grandeza, pues también en este sitio se elabora la cerveza artesanal, como lo son Jaguar, Hidalgo y Catrina. Su gastronomía radica en la barbacoa y los mixiotes llamados Ximbote. Aquí encontrarás desde restaurantes de alta y media gama hasta fondas y locales de comida, donde hay platillos tradicionales mexicanos, como quesadillas y memelas. Sin duda, un lugar al que tienes que ir a comer es al restaurante Frida, con su gran sazón te maravillarás.

Además, en tu visita no puede faltar una buena degustación del tradicional pulque natural en el rancho del señor Liborio, sin duda uno de los mejores pulques de la región. O si quieres experimentar algo más exótico, los sabores frutales le pueden dar un toque más especial a tu experiencia culinaria. En la plaza principal encontrarán desde gran arquitectura, con la hacienda Casa Grande, hasta deliciosos panes en la panadería La Guadalupana, donde utilizan hornos de leña, y su especialidad son las burras, una delicia rellena de piloncillo, queso, y azúcar, y cuya receta tiene más de 50 años.

Noticias relacionadas

Back to top button