fbpx
Fin de Semana

Alistan noche mágica


El músico pachuqueño Alfredo García Macano prepara el concierto The Wolf Blues Man, que, asegura, será una ocasión especial entre público, amigos y músicos, que disfrutarán de sus notas  de blues.

“Es una fiesta de toda la gente con la que vengo trabajando y es una manera de reunirnos. Quiero congregar a todos. Amenaza con ser algo muy bien hecho”, comenta  para FDS.

En esta ocasión, Macano invitará a dos músicos de Querétaro: Isidro Capilla y Felipe Muñoz, además de un violinista de música huasteca y otros amigos.

El artista comenzó a dedicarse a la música desde los 17 años de edad, sin que tuviera algún padrino o alguien que lo guiara.

“Cualquier oficio tiene su complejidad y lo vas entendiendo con la experiencia. Para mí lo importante fue encontrar
mi pasión y entender cómo vivir de ella. Ha sido gracias a ese camino que no fue heredado que hoy disfruto la música más que nunca”, asegura.

Macano ha tocado en varios escenarios del país, comenzando por las calles de diferentes ciudades. “La calle es un eje de mi vida a donde siempre vuelvo. Es de todos o no es de nadie. Te pueden pasar mil cosas, es la jungla, pero es algo muy apasionante”, dice.

El pachuqueño se presentó en el Lunario del Auditorio Nacional, en 2016 con Radio Kaos, en el aniversario del disco Botas Negras. En esa misma ocasión se presentó el disco Todo o nada, con Galo Ochoa, exguitarrista de La Cuca y Pato Machete, entre otros grandes músicos. “Fui el único desconocido, underground, orgullosamente”, señala.

En 2017 se presentó en el Zócalo de la Ciudad de México, con la Big Blues Band. “Fui el que figuró como caballo negro. Para mí es otro logro, pues no estuve ahí por patrocinios o algo así”.

“Detrás de mí solo hay capital humano, la pasión de siempre, cierro los ojos imaginando que toco en la calle, como siempre”, concluye Alfredo García.

Sara Elizondo I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button