· 
Hace (2) meses
¿Qué hace más daño?

Aunard de la Rocha

Compartir:

¿Qué hace más daño? ¿El alcohol, el cigarro o las redes sociales?

La semana pasada, mientras muchos celebraban el Día de San Valentín, la Ciudad de Nueva York, conjuntamente con diversas instituciones educativas y organizaciones de salud, presentaron una denuncia ante el Tribunal Supremo de California contra las cinco redes sociales más populares: TikTok, Instagram, Facebook, Snapchat y YouTube, por el daño causado a la salud mental de los menores de edad, ya que, según el alcalde Eric Adams, “muchas redes sociales terminan poniendo en peligro a los niños, promueven adicciones y animan a comportamientos insanos”.

La razón de demandar esto se ve reflejado en el gasto que se realiza en programas dedicados al tratamiento de la salud mental de los niños y jóvenes, ya que el alcalde manifestó gastar 100 millones de dólares anuales en estos esquemas. La demanda se sustenta en que estas empresas han violado varias leyes de la ciudad relativas a la molestia pública y la negligencia a través del diseño y comercialización de sus productos que son adictivos.

Esta amenaza a la salud publica la vemos en todos los países y ciudades en donde se utilizan las redes sociales. Cada vez es más frecuente ver a niños de menor edad utilizar un teléfono celular o una tableta electrónica a manera de entretenimiento. El acceso de los niños a la tecnología y las plataformas digitales parece imparable y nunca nos ponemos a pensar en los daños a la salud mental que esto puede ocasionar.

De acuerdo con estudios realizados por la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría, el daño puede ir desde un crecimiento acelerado del cerebro de los bebés, disminución del rendimiento académico y del desarrollo de las habilidades del niño, alteraciones en su patrón de sueño, desarrollo de trastornos mentales como depresión, ansiedad, déficit de atención, trastorno bipolar o agresividad, entre otros.

Según el portal de la Unicef, en México, el 50 por ciento de los niños y niñas en un rango de seis a 11 años de edad son usuarios de internet; para el grupo de 12 a 17 años, el porcentaje va de 80 a 94 por ciento, y en esta categoría, las redes sociales más utilizadas son TikTok, Facebook y Snapchat.

Como podemos ver, las redes sociales nos roban cada vez más tiempo y lo más grave es que ese uso prolongado está afectando a la salud de la población y, efectivamente, los sectores de menor edad es la que resulta más agraviada, puesto que tanto su cuerpo como su mente aún se encuentran en desarrollo.

No debemos perder de vista que este problema creció exponencialmente derivado de la pandemia causada por el Covid-19 y el crecimiento no se ha detenido. Según el portal del gobierno de México, en nuestro país, el 30 por ciento de la población padece algún trastorno mental y, de ese porcentaje, más del 60 por ciento no recibe tratamiento.

De acuerdo con un documento publicado por el Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) en 2019, se llevó a cabo un estudio con más de 6 mil 500 niños de entre 12 y 15 años en Estados Unidos, en donde se determinó que aquellos que pasaban más de tres horas por día en las redes sociales podrían estar en mayor riesgo de tener problemas de salud mental.

En 2023, la Organización Panamericana de la Salud (OMS) emitió un informe relacionado con la salud mental, en el que, entre otras cosas, se menciona que los trastornos depresivos y de ansiedad son la tercera y cuarta causa de discapacidad, además de que, posterior a la pandemia, los primeros casos aumentaron un 35 por ciento, y los segundos, un 32 por ciento.

Es importante poner atención en los requerimientos de la salud mental de la población mundial, pero más importante es poder prevenirlos y evitarlos, mejorando con ello la calidad de vida de nuestros niños y jóvenes.

De ganar Nueva York la demanda en contra de estas empresas, claramente estaremos corroborando el daño que hacen el excesivo uso de las redes sociales en los seres humanos.  Podríamos estar en un escenario en donde la adicción a las mismas sea más riesgosa que a otros vicios.

Compartir:
Relacionados
title
Hace 14 horas
title
Hace 1 días
title
Hace 4 días
title
Hace 4 días

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad