fbpx
CuriosidadesHidalgoNoticiasTicket

¿Por qué se celebra a San Francisco en Pachuca?

Se dice que San Francisco de Asís predicó su forma de pensar y vivir en recorridos que hacía descalzo


Cada 4 de octubre se celebra el día de San Francisco, quien es considerado santo patrono de Pachuca, por lo que es una fecha especial y de fiesta en la capital de Hidalgo.

Se dice que San Francisco de Asís predicó su forma de pensar y vivir en recorridos que hacía descalzo, en los que portaba una túnica y un lazo amarrado en la cintura.

Por lo que, en su nombre se creó la orden de predicadores que llegaron a diferentes partes del mundo. Incluso en Hidalgo existen diferentes exconventos de la orden de los franciscanos como en Tepeji del Río y Tepeapulco.

El convento, de estilo barroco, que se encuentra en la capital hidalguense, fue construido en el siglo XVI, por lo que se trata de uno de los recintos religiosos más antiguos en Pachuca. Desde aquí se llevó a cabo una labor de evangelización que llegó a otras regiones del norte del país.

Redacción web

También te puede interesar La Feria de San Francisco en la historia pachuqueña – Columna de Juan Manuel Menes Llaguno

La orden franciscana, que fundara a principios del siglo XI, el santo de Asís, vio nacer en su seno, cuatro siglos después —a mediados del siglo XVI— a la rama, creada por San Pedro de Alcántara, caracterizada por su regreso a la más estricta observancia de las reglas de pobreza, austeridad y mansedumbre, condición que hizo a esta ramificación ganar muchos adeptos y la simpatía de la corona española.

En 1577, el arzobispo de México Pedro Moya de Contreras, informaba de la llegada a Nueva España, de paso a Filipinas, de nueve frailes descalzos, quienes a petición del prelado novohispano obtuvieron permiso para iniciar aquí tareas de evangelización. Fue hasta principios de 1593 cuando llega a estas tierras otro grupo de integrantes de la rama franciscana de estricta observancia, quienes bajo las ordenes de fray Miguel de Talavera se erigieron en custodia el 19 de agosto de ese mismo año, aunque entonces dependiente de la provincia de San Gregorio de Filipinas dentro de la que permanecieron hasta que por breve del papa Clemente Séptimo se constituyeron en provincia independiente. El trabajo de los descalzos se inició desde la llegada los “nueve primeros”, quienes se dieron a la tarea de buscar sitios donde fundar conventos de su orden, evitando en lo posible, hacerlo donde la acción evangelizadora de otros grupos religiosos estuviera ya en marcha.

Noticias relacionadas

Back to top button