fbpx
LaRed

Seguridad para el trabajo remoto

Actualmente con el incremento del uso de la tecnología estamos expuestos a la ciberseguridad , es por eso que hay que considerar puntos importantes para evitar un posible robo de información.


¿Por qué es la seguridad en nuestro trabajo remoto un tema que no podemos ignorar? Cada vez más gente se hace esta pregunta a medida que la digitalización se extiende y las nuevas dinámicas laborales a distancia se van asentando en el entorno comercial. El hecho de que cada vez más empresas utilicen esta modalidad está provocando todo un impulso al sector de la ciberseguridad. Y no es de extrañar. El número de organizaciones con empleados que realizan sus funciones en remoto no deja de crecer. Esto abre la puerta a un gran abanico de posibilidades, pero también supone una serie de retos. Uno de los principales tiene que ver con el hecho de que una red de trabajo remoto tiene más del triple de posibilidades de infectarse con malware que una red corporativa. Algo similar ocurre con los mensajes dirigidos a la suplantación de identidad; los delincuentes suelen utilizar correos electrónicos diseñados para “pescar” en los eslabones más vulnerables del sistema, y estos suelen ser los empleados que se encuentran fuera de la red empresarial.

 

Este y otro tipo de amenazas son más comunes, en primer lugar, cuando hay desinformación o ignorancia al respecto. Es por ello que es recomendable ofrecer a nuestros empleados un mínimo de formación en materia de ciberseguridad o al menos unas pautas básicas para evitar que sus comportamientos puedan poner en riesgo datos sensibles de la compañía. Otra fuente de vulnerabilidades muy común se encuentra en las contraseñas. Si utilizamos claves genéricas, previsibles o conocidas estaremos aumentando el riesgo de que un ciberdelincuente acceda a nuestras cuentas. Lo mismo que si solemos utilizar el relleno automático de credenciales, estaremos proporcionando al atacante una vía de entrada fácil de hackear. Y es que la comodidad no siempre hace buenas migas con la seguridad.

Seguridad on line

Otros fallos que pueden hacer que los ciberdelincuentes se pongan las botas con nosotros está en el uso de redes wifi abiertas o públicas. Se trata de uno de los entornos en los que más sencillo es robar datos personales y de identidad. O sea que la próxima vez que nos de la tentación de trabajar desde un bar, un aeropuerto o un hotel que ofrezca este tipo de conexiones, pensémoslo dos veces. ¡Y si no hay más remedio que utilizarlo, utilicemos una VPN como ExpressVPN! Tampoco es recomendable usar dispositivos personales para trabajar por la sencilla razón de que cuando estamos fuera de nuestro horario de trabajo somos más vulnerables en el sentido de que estamos más distraídos, bajamos la guardia y es más fácil que podamos acceder a enlaces de poca confianza o descargar aplicaciones de dudosa procedencia.

 

En cuanto a lo que sí podemos hacer como empleados, aquí va una lista de sencillos trucos que nos ayudarán a trabajar en remoto de forma segura. En primer lugar, debemos intentar que nuestro equipo y su sistema operativo esté siempre actualizado, y si podemos contar con algún software de protección, mejor aún. Otra cosa que es obligatoria es cuidar la seguridad de los dispositivos que utilicemos para trabajar. Sufrir un robo, una pérdida o un accidente con nuestra herramienta de trabajo principal puede traernos muchos problemas. Por ello, es recomendable que siempre realicemos una copia de seguridad de la información más sensible o importante, o bien que, en la medida de lo posible, nos decantemos por herramientas como Google Drive o similares para compartir y almacenar tus archivos. También conviene utilizar navegadores seguros, y apoyarnos en bloqueadores de malware y de publicidad para blindar nuestro equipo. Por otro lado, utilizar sistemas como la autenticación de dos factores añadirá una capa extra de protección a nuestras cuentas y servicios digitales. De la misma manera que no es recomendable utilizar un mismo dispositivo para tareas laborales y actividades personales, tampoco lo es mezclar nuestras direcciones de correo, así que debemos asegurarnos de que cada cosa ocupa su lugar para evitar sobresaltos desagradables. Y, por último, no podemos olvidarnos de cerrar las sesiones y bloquear nuestros dispositivos una vez hayamos terminado de utilizarlos. Siguiendo todos estos consejos, estaremos dando un paso de gigante para blindarnos y poder trabajar en remoto de forma mucho más segura.

 

También te puede interesar Ofrece Musk servicio de internet a Ucrania

 

 

Noticias relacionadas

Back to top button