fbpx
CuriosidadesTicket

Hacen del box un espectáculo


Tienes que ser un imbécil para querer ser boxeador”, dice Rocky Balboa, en su primera cita con Adrian, cuando esta debe adivinar qué es lo que motiva al Semental Italiano a pelear, pregunta: “¿Es porque no sabes cantar
ni bailar?”.

Bad Bunny, Justin Bieber y Snoop Dogg no podrían excusarse en ello como referentes del entretenimiento, pero los tres son ejemplos de cómo el box y la lucha libre han seducido en los últimos años a los artistas para acercarse a deportes de contacto.

Aunque la mayoría son de bajo perfil, las peleas de famosos cobran una dimensión mayúscula, como lo demuestra Floyd Mayweather Jr., uno de los pugilistas contemporáneos más importantes, que regresará del retiro para boxear contra el youtuber Logan Paul.

Money ostenta un récord de 50 peleas invicto, en las que incluso midió guantes contra Manny Pacquiao y Saúl Canelo Álvarez, pero no es ajeno al espectáculo, pues en 2007 participó en Bailando con las Estrellas… su única derrota.

“La pelea podría ayudar a adoctrinar a una nueva generación en el placer de los golpes o hundir la larga historia de espectáculos de farsa del boxeo a una profundidad completamente nueva de degradación”, escribió Jeff Wagenheim, editor en ESPN.

“Mayweather gana. Paul gana. La empresa de ´pago por evento´ gana. Aquellos con ingresos disponibles y amor por el espectáculo, cuanto más absurdos, mejor, también podrían considerarse ganadores. ¿Gana el boxeo? Eso es tema de debate”.

Justin Bieber ha retado en un par de ocasiones a Tom Cruise a una pelea de box, algo que bien pudo ser un episodio del reality Celebrity Boxing (2002), de Fox, que solo tuvo dos emisiones.

Roy Jones Jr. ganó el oro en los Juegos Olímpicos Seúl 1988, pero también ha destacado en la música: en 2004 lanzó canciones como Can’t be touched, aunque del paso de los artistas al deporte no siempre salen
buenos resultados.

Afamado por su participación en Big brother mientras gozaba de licencia de su diputación, como boxeador, Jorge Kahwagi venció a Perry Williams y Roberto Coelho. Ganó los títulos del Consejo y la Organización Mundial de Boxeo, pero sus combates siempre fueron tachados de arreglados.

“Las peleas de exhibición son para hacer dinero, nada más, no tienen nada de relevante. Les dan licencias de peleadores cuando no lo son; los pueden matar”, opinó Canelo en entrevista con Graham Bensinger.

Mike Tyson sostiene que los famosos salvan al boxeo, que ha perdido popularidad frente a las artes marciales mixtas. Promotores incluso han creado shows que enfrentan a youtubers contra tiktokers en peleas de box.

El rapero Snoop Dogg ha dedicado los últimos meses a promover su nuevo proyecto, Fight Club, la liga de boxeo que lanzó en diciembre. Además de centrarse en peleas de jóvenes talentos, una de sus grandes apuestas está en permitir a famosos probarse en peleas en el cuadrilátero.

“Si la gente quiere pagar por estos espectáculos no deportivos, nadie les está poniendo un arma en la cabeza obligándolos a comprarla. No puedo culpar a estas personas por ponerlos ahí.

“No hay razón para ser antagonista, pero el comprador debe tener cuidado. Los fanáticos vienen con nosotros para ver peleas reales”, dijo a Los Angeles Times el promotor de Muhammad Ali y Óscar de la Hoya, Bob Arum.

Logan Paul: Repite la dosis FECHO

El youtuber peleó en 2018 contra su colega KSI en un encuentro que terminó en empate, por lo que pactaron una revancha que este último ganó por decisión dividida.

Su nuevo reto es pelear con Floyd Mayweather Jr., quien no boxea desde 2017, cuando subió al cuadrilátero contra el peleador de la UFC Conor McGregor. Pese a los años, el púgil tiene todo de su parte, pues mantiene un récord de 50 peleas con otras tantas victorias, 27 de ellas por nocaut.

Aaron Carter: reto a un NBA

El 12 de junio, el cantante Aaron Carter se pondrá los guantes para pelear con la estrella retirada de la NBA Lamar Odom, de 2.08 metros de estatura y exmiembro del clan Kardashian.

Aunque propiamente ninguno destaca en el pugilismo, el organizador y experto en combates de celebridades Damon Feldman asegura que va a ser una de las peleas más atractivas.

El basquetbolista no coincide, pues afirmó a TMZ que el encuentro, programado para tres asaltos, acabará en
el primer minuto y no le dará oportunidad al intérprete de I want candy.

Jake Paul: Récord ganador

El youtuber, apodado The Problem Child, lleva tres peleas en su incursión al boxeo y las tres han sido victorias, la más reciente frente a Ben Askren, el exatleta de artes marciales mixtas.

Su encuentro fue el 18 de abril. Asistió Justin Bieber, para una actuación especial y que terminó en el primer asalto. Paul también venció en otros encuentros a Nate Robinson, ex jugador de la NBA, y al youtuber AnEsonGib.

Reykon: Por una mujer

Después de discutir por una mujer en un bar con el empresario, ex basquetbolista y boxeador Joe Fournier, el reguetonero Reykon terminó por subir al ring el 17 de abril para arreglar el problema.

El intérprete de El chisme se entrenó con el campeón mundial de boxeo Noel Mikaelian, pero eso no fue suficiente, pues después de varios golpes y de caer a la lona, el músico se rindió en el segundo round.

“Gana uno mucho respeto al montarse a una cosa como esa, no es tan fácil como se ve. Cualquiera puede decirte que hubiera hecho eso, pero no: métete allá”, dijo a Telemundo en el aeropuerto tras su pelea.

Bad Bunny: Lo lleva en la sangre

La presencia del trapero en Royal Rumble, un pago por evento de la lucha libre estadunidense de enero, era únicamente para cantar su tema Booker t, pero esa noche terminó por lanzarse desde la tercera cuerda.

El puertorriqueño pasó su infancia como aficionado a la WWE, por lo que fue un sueño cumplido cuando pudo luchar en su evento más grande del año, Wrestlemania, contra The Miz y John Morrison.

No es novedad que estrellas del entretenimiento tengan apariciones especiales, pero el músico asombró por hacer planchas y desnucadoras demandantes, las cuales logró por el entrenamiento con Adam Pearce y Drew Gulak. Sólo faltó para participar en los Grammy.

“Quería mirarlo a los ojos y ver cómo iba a reaccionar ante ese tipo de cosas. Es competitivo consigo mismo, nunca se rinde, siempre dice: ‘Hagámoslo de nuevo’. Él está muy involucrado y eso no lo puedes enseñar”, aseguró Pearce a Billboard.

Tras el show de abril, el luchador Triple H “despidió” a Benito Antonio Martínez Ocasio, su nombre real, de una forma especial: grabaron un video donde lo felicita por su lucha y le dice que debe continuar con su tour en 2022, al entregarle un micrófono.

Mauricio Ángel I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button