fbpx
Ticket

Divide vestuario de Tatiana Clouthier


El vestuario de Tatiana Clouthier en su gira de trabajo por Washington D.C. ha desatado trifulcas en las redes sociales entre quienes lo consideraban apropiado y quienes creen que no estaba a la altura de una reunión formal para representar a México.

La Secretaria de Economía fue criticada incluso por Joaquín López Dóriga, quien después pidió disculpas, por usar un ligero conjunto negro arriba de las rodillas, de corte casual y con adornos blancos, del cual algunos expertos nos compartieron su opinión.

“Algunos criticaron la ropa de Tatiana Clouthier, demasiado casual y el hecho de que, supuestamente, no lleva ropa interior. Pero recordemos que Coco Chanel, en su época, dio libertad y comodidad al movimiento del cuerpo femenino siendo una gran revolucionaria en la moda”, afirma la diseñadora de joyas Delia González.
Para esta creativa, estos “códigos de vestimenta” son construcciones culturales impuestas y atentan contra el desarrollo de las personas, cuestionando la capacidad y la inteligencia de las mujeres.

“Creo que las críticas vertidas para Tatiana Clouthier son producto de la violencia enraizada contras las mujeres, ya que no se cuestiona el resultado o el trabajo de la reunión, sino el vestuario de una mujer”, agrega.

Otras dos expertas expresaron que, aunque se debe respetar la esencia y la personalidad de cada mujer, es importante reconocer que la elección de la vestimenta fue poco adecuada, pues es una forma de respeto que se otorga al interlocutor o a los eventos oficiales que asiste, para los cuales existe un protocolo.

“No dudo que la Secretaria de Economía se haya sentido cómoda con su elección, ya que en la foto así se percibe. De hecho, esa falda es una de sus favoritas, ya que se la ha visto varias veces con ella. Aquí el punto es que no fue un acierto por el lugar y reunión con personas diplomáticas que marcaba su agenda.

“Reitero, cada quien es libre de vestir como quiera, ése es su estilo, pero no hay que olvidar la congruencia en lo que dices, piensas y haces, sobre todo teniendo un cargo público”, afirma la experta en imagen Araceli Motta, de la compañía Ary Imagen.

Coincide con ella Gisela Méndez, también especialista en imagen, protocolo y autora de varios libros sobre el tema. Para ella, debía de haber pensado en un atuendo oficial, reglas que aplican tanto para un hombre como para una mujer.

“Este atuendo es, entonces, perfecto para un evento social, si ella así lo decide y piensa, no para hacer negociaciones por un país. Y no hablo de seguir la moda, se trata simplemente de ser congruente con su actividad como funcionaria pública, además de que ni el corte ni el color la hacen lucir bien, ya que es una mujer atractiva y con ese vestido tampoco se luce”, añade Gisela.

Fernando Toledo
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button