fbpx
LaRedTicket

Carrera fitness de Fitbit en el mundo


El Apple Watch es el reloj inteligente más vendido del mundo. Tan solo en 2017, la empresa envió a las tiendas 115.4 millones de sus relojes, según estimaciones de la International Data Corporation (IDC). Pero si hablamos de empresas de wearables en general, entonces el rey es Fitbit.

“Cuando empezamos la empresa 11 años atrás, nuestra meta era que todos en el mundo fueran más saludables, y no hemos perdido nuestro foco: esa ha sido nuestra misión desde entonces, una de las razones por las cuales somos la marca número uno vendida en el mundo de wearables”, dijo Melanie Chase, vicepresidenta de marketing de producto de Fitbit.

La empresa, fundada en 2007, irrumpió dos años después en el mercado con Classic, su primer dispositivo, que medía pasos y sueño, y era un clip que se colocaba en una pulsera. Ahora, en 2018, la empresa presume presencia en 86 países, 25 millones de usuarios activos y más de 81 millones de dispositivos vendidos alrededor del mundo.

“Los trackers siguen dominando el mercado de los wearables y representan cerca de la mitad de los consumidores, y con productos como nuestros relojes inteligentes Ionic y Versa, Fitbit está en una posición única para captar usuarios de ambos mercados”, dijo Chase.

Hace unos meses la empresa lanzó el Fitbit Versa, un reloj inteligente que es el sucesor espiritual de los relojes Pebble, startup que la empresa compró en 2016. Pero esta semana, con la presentación de la banda de ejercicio Charge 3, la empresa californiana revitalizó su mercado original de fitness.

“Por primera vez tenemos un tablero personal directamente en la muñeca. Usando la pantalla táctil se puede acceder a este panel que informa de todas las métricas, incluyendo pasos, pulso cardiaco, calorías, así como hidratación y sueño desde la muñeca, para que los usuarios tengan el panorama completo de sus metas de fitness”, señaló Samir Sheth, gerente de marketing de producto de Fitbit.

El Fitbit Charge 3 quiere convencer al 42 por ciento del mercado que desea un wearable que mida su actividad física, y de paso, al 22 por ciento que quisiera un reloj inteligente que también lo haga, según encuestas de la empresa.

Con batería de siete días de duración, funciones de respuestas rápidas a notificaciones (para usuarios Android) y seguimiento de toda la actividad física, incluyendo conteo de calorías quemadas, el Charge 3 incluye también la capacidad de medir el periodo menstrual. Según Fitbit, 4.5 millones de mujeres ya usan esta función en relojes como el Fitbit Versa.

Lo que todavía está pendiente, al menos en México, es el lanzamiento de Fitbit Pay, la plataforma de pagos inalámbricos desde sus relojesy pulseras. “La mayoría de usuarios que han adoptado Fitbit Pay han venido desde los países de Asia Pacífico y Europa, y esa es la tendencia. Sabemos que el equipo está trabajando para traer esta posibilidad a México pronto, pero no tenemos una fecha concreta”, dijo Sheth.

Mientras tanto, el Fitbit Charge 3 se venderá en las tiendas mexicanas a partir de los 3 mil 500 pesos este octubre. En la misma pista de carreras, marcas como Apple, Samsung, Xiaomi o Garmin continúan en la competencia.

 

Fitbit Charge 3 Core

$3,499

 

 

Fitbit Charge 3 Special Edition

$3,999

 

en tiendas a partir de octubre

 

José Luis Adriano I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button