fbpx
RegionesTula

En Tula, se manifiestan para evitar la instalación de paneles en ejido

La mayor preocupación de los pobladores es que los dispositivos provoquen falta de lluvia por un periodo mayor a dos años


Con el objetivo de exigir al ayuntamiento de Tula que no permita el cambio de uso de suelo de 80 hectáreas en los ejidos Santa María Macuá y San Miguel de las Piedras para la instalación de paneles solares de la empresa Atlas Energy SA, comuneros de la primera localidad se manifestaron en la alcaldía.

En entrevista con Criterio, el comisario, quien encabezó la movilización, dijo que la mayor preocupación de los pobladores es que los dispositivos provoquen falta de lluvia por un periodo mayor a dos años.

El representante campesino indicó que se cuenta con el antecedente de Nopala de Villagrán, donde, aseveró, a consecuencia de la llegada de la citada firma —el 10 de junio de 2019— el municipio se ha quedado sin agua como resultado de la ausencia de precipitaciones.

Por su parte, Heriberto Vega Pérez, integrante de la comisión de quejosos, planteó que la instalación de los paneles solares provocaría la tala de miles de árboles en occidente de la demarcación.

Aseguró que también se acabaría con la fauna existente en el ejido; además, “de la devastación total del ecosistema”.

Otro inconforme, quien solicitó anonimato, mencionó que para impedir la llegada de la empresa buscaron la ayuda del alcalde Manuel Hernández Badillo, quien, dijo, es el único que puede frenar la instalación: “Negando las licencias municipales y los cambios de uso de suelo”.

 

Miguel Ángel Martínez
Tula de Allende

 

También te puede interesar: Tras videos, pobladores de Tula temen una ola de violencia

Ante la reciente difusión de un par de videos de grupos armados, donde se amenaza a huachicoleros de las comunidades de General Anaya, La Loma y Sayula en Tepetitlán, además de Santa Ana Ahuehuepan, en Tula de Allende, pobladores temen que la ola de violencia que se vivió a mediados de junio en la zona sea permanente.

Los informantes, quienes pidieron omitir sus nombres, denunciaron que pasado fin de semana llegó un comando de al menos 15 hombres hasta su localidad, el cual portaba armas de grueso calibre, algunas exclusivas del Ejército y les dijeron que iban a implantar un toque de queda a las 20:00 horas.

Desde esa advertencia, comentaron que los negocios cierran a las 20:00 horas y las calles quedan vacías, solo queda el tránsito de los trabajadores de la localidad que salen más tarde de sus labores, aunque, hasta ahora, no ha ocurrido ningún incidente.

Noticias relacionadas

Back to top button