Ministro Zaldívar se unirá a la campaña de Claudia Sheinbaum
 
Hace (5) meses
 · 

Foto: Facebook Claudia Cheinbaum

Compartir:

Un día después de reunirse con la virtual candidata de Morena a la Presidencia, Claudia Sheinbaum, el ministro Arturo Zaldívar anunció su renuncia a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Hizo pública su decisión a través de redes sociales, al publicar una carta que le envió al presidente Andrés Manuel López Obrador.

De entre sus pares, sólo notificó su decisión a la ministra presidenta, Norma Piña, aún cuando la Suprema Corte tuvo sesión en la que participaron el resto de los ministros, incluido el propio Zaldívar.

Te puede interesar Detienen a la ‘Barbie de Tepito’, dueña de las licuachelas

Te puede interesar ¿De cuánto será el aumento de la Beca Benito Juárez para el 2024?

La reunión entre el ministro y la “coordinadora de defensa de la transformación”, según confirmó el propio ministro a Animal Político, ocurrió el lunes, en la oficina de Sheinbaum, un día antes de que enviara su carta de renuncia y sin que el Senado la haya aún confirmado.

Aun así, el abogado calificó como “muy menor” el dato de que primero haya tenido este encuentro.

Zaldívar dio a conocer su decisión de renunciar a la SCJN -a la que ingresó en diciembre de 2009- a las 13:38 horas del martes, en un mensaje en el que argumentó: “toca ahora seguir sirviendo a mi país en la consolidación de la transformación de un México más justo y más igualitario, en el que sean prioridad quienes menos tienen y más lo necesitan”.

El ministro presidió la Corte de enero de 2019 a diciembre de 2022 y participó ayer en la sesión del Pleno de la SCJN, pero no hizo ninguna referencia a su decisión, y en la Corte confirmaron que la mayoría de las ministras y ministros se enteraron por la carta difundida en la red social X.

Dos horas y 14 minutos después de que Zaldívar hiciera pública su carta de renuncia, Claudia Sheinbaum posteó una foto con Zaldívar y escribió: “Me reuní con Arturo Zaldívar (@ArturoZaldivar) acordamos trabajar juntos para avanzar en la transformación del país”, sin precisar el día del encuentro.

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado se sumó a la bienvenida y dijo que Zaldívar tiene las puertas abiertas “para sumarse al proyecto de transformación”.

Delgado añadió que el ministro podría ayudar, por ejemplo, a consolidar la reforma al Poder Judicial propuesta por el presidente López Obrador y que Sheinbaum ha considerado como una de sus prioridades en caso de ganar las elecciones en 2024.

De esta forma, el ministro que llevaba 14 años dentro de la Suprema Corte, y le faltaba sólo un año para terminar su encargo, renunció a su puesto dentro del máximo tribunal del país, en medio de la polémica por su afinidad con el gobierno actual, sus resoluciones jurídicas y los impedimentos legales que tiene para ejercer cargos como secretario de Estado, fiscal general de la República o senador dentro de los próximos 2 años.

Esta renuncia permitirá que el presidente López Obrador proponga a un quinto ministro durante su sexenio, un hecho inédito desde que se reformó la Corte.

Reforma del Poder Judicial en puerta

La renuncia de Zaldívar a la Corte se da no sólo en la coyuntura que se vive por la próxima elección presidencial, sino en medio de la discusión y polémica protagonizada por el presidente López Obrador al desaparecer 13 fideicomisos del Poder Judicial y al llamado reiterado del mandatario para reformar ese poder.

En el caso de los fideicomisos y aun cuando el presidente López Obrador ha insistido que eran recursos usados para financiar privilegios de los ministros, Zaldívar nunca se pronunció en público.

Tampoco ha dicho nada sobre la propuesta presidencial de que los ministros sean elegidos por voto popular, una propuesta que ha sido abrazada por la propia Sheinbaum quien en sus mítines constantemente repite que los ministros deben ser elegidos por el pueblo y se deben terminar sus privilegios.

Violaron dos jueces años trabajadora: Zaldívar
Foto: El Financiero

Apenas unas semanas atrás, en Jiutepec, Morelos, Sheinbaum afirmó que “no puede haber Corte rica y pueblo pobre”, por lo que es indispensable ganar todas las posiciones en 2024 para que con la mayoría en las cámaras se pueda materializar la reforma al Poder Judicial.

Una reforma que, opinan los dirigentes de Morena, podría estar encabezada por el propio Zaldívar tras anunciar su renuncia.

“Tiene una gran experiencia y podría hacer aportaciones muy valiosas, sobre todo, ahora que se viene el Plan C, la reforma al Poder Judicial”, dijo en conferencia de prensa Mario Delgado, presidente de Morena.

Citlali Hernández, secretaria general del partido, coincidió con Delgado, y a través de su cuenta de X reconoció el trabajo del ministro.

“Comparto con usted y con el pueblo de México la convicción de querer reformar el poder judicial y continuar con la transformación del país”, escribió.

En contraste, Xóchitl Gálvez, precandidata presidencial de la oposición, escribió en X que Zaldívar había sido un ministro que había actuado por consigna del presidente. “La historia juzgará a @ArturoZaldivarL por claudicar ante el poder y no defender la Constitución”.

Dejarán ministro para los próximos 15 años

Pese a lo anterior, la propia Constitución señala que las opciones de Zaldívar ahora están limitadas, pues según al artículo 101, las personas que hayan ocupado el cargo de ministro de la Suprema Corte no podrán, dentro de los dos años siguientes a la fecha de su retiro, actuar como patronos, abogados o representantes en cualquier proceso ante los órganos del Poder Judicial de la Federación.

“Durante dicho plazo, las personas que se hayan desempeñado como ministros, salvo que lo hubieran hecho con el carácter de provisional o interino, no podrán ocupar los cargos señalados en la fracción VI del artículo 95 de esta Constitución”, mismo que señala que  entre estos puestos se encuentra ser secretario de Estado, fiscal general de la república ni titular del poder ejecutivo de alguna entidad federativa.

De igual forma, para ser senador o diputado federal, la ley establece que Zaldívar debió separarse de su cargo, de manera definitiva, tres años antes del día de la elección, por lo que tampoco podría participar en la siguiente jornada electoral.

Sobre la renuncia de los ministros, el artículo 98 de la Constitución señala que éstos sólo procederán por “causas graves”, mismas que serán sometidas al Presidente para que, en caso de aceptarlas, envíe dicha resolución al Senado para su aprobación.

Para nombrar a la nueva o nuevo ministro de la Suprema Corte, el Presidente de la República deberá someter a su vez una terna a consideración del Senado, quien previa comparecencia de las personas propuestas, designará al ministro que deba cubrir la vacante.

“La designación se hará por el voto de las dos terceras partes de los miembros del Senado presentes, dentro del improrrogable plazo de treinta días. Si el Senado no resolviere dentro de dicho plazo, ocupará el cargo de Ministro la persona que, dentro de dicha terna, designe el Presidente de la República”, señala el artículo 96 constitucional.

Este mismo artículo dice que en caso de que la Cámara de Senadores rechace la totalidad de la terna propuesta, el Presidente podrá someter una nueva terna, en los mismo términos antes expuestos, pero sí esta es rechazada deberá ocupar el cargo de ministra o ministro de la Corte la persona que dentro de la misma terna designe el mandatario federal.

Consultado al respecto el abogado Daniel Torres Checa, litigante en materia constitucional, explicó que la renuncia de Zaldívar y la posibilidad de que el presidente Andrés Manuel López Obrador designe a un quinto ministro dentro de la Corte podría ir en contra del “sistema de designación escalonada” establecida en la Constitución.

En entrevista con Animal Político, el litigante señaló que, de acuerdo con el artículo 94 de la Constitución, las y los ministros de la Suprema Corte durarán en su encargo 15 años, mismos que podrán ser removidos sólo por “causa grave”.

“Los ministros van ocupando y desocupando sus puestos de forma escalonada, con el objetivo de que un solo presidente no pueda influir totalitariamente en la Corte a través de sus nombramientos. En este sistema, al inicio del sexenio, López Obrador tendría el derecho de sustituir a tres ministros. Logró conseguir un cuarto nombramiento forzando la renuncia de Eduardo Medina Mora en octubre de 2019. Si acepta la renuncia de Zaldívar y el Senado lo aprueba, estaría logrando un quinto nombramiento en su mandato, excediendo los tres que le corresponden en normalidad constitucional. Esto trastoca la razón de ser del sistema escalonado”, agrega.

Aunque en su momento no se dijo cuál fue la supuesta “causa grave” de Eduardo Medina Mora para presentar su renuncia, en conferencia de prensa del 3 de marzo pasado López Obrador dijo que fue porque la Unidad de Inteligencia Financiera había iniciado una investigación en su contra. “Era por convenir a sus intereses y para no afectar la imagen de la institución”, dijo.

El mismo día que Medina Mora presentó su renuncia, Zaldívar aseguró en su cuenta de Twitter que desde la reforma de 1994 -que constituyó a la Suprema Corte como Tribunal Constitucional- no había renunciado un ministro. Aseguró que el antecedente más cercano era de diciembre de 1989, con el “retiro voluntario” de Ernesto Díaz Infante.

“En aquella época era común que los ministros salieran de la Corte para ocupar otros cargos. Lo que demuestra la menor relevancia de la Corte anterior. Esto ya no sucede”, escribió.

Zaldívar, un ministro cercano al presidente

El 2 de enero de 2019, las y los ministros de la Corte eligieron a Arturo Zaldívar como nuevo presidente del Máximo Tribunal del país, para encabezar al Poder Judicial durante los 4 años que dura el encargo. La votación ocurrió apenas un mes después de que López Obrador asumiera como presidente de la República, por lo que ambas administraciones iniciaron casi a la par.

Durante su mensaje como nuevo presidente de la Corte, y justo después de rendir protesta, Zaldívar hizo un llamado a renovar al Poder Judicial “porque esa es la exigencia de la sociedad, los exhorto a que mejoremos aquello en lo que hemos fallado, a que mejoremos aquello que hemos hecho bien y a que empecemos, iniciemos aquello que todavía no hemos realizado”, dijo en un breve mensaje en el que también pidió defender la independencia judicial.

La votación a favor del ministro contó desde el principio con el visto bueno del presidente, pues en los años previos Zaldívar destacó por presentar proyectos en defensa de los derechos humanos y las víctimas. Tal fue el caso en favor de las víctimas y familiares del caso conocido como la Guardería ABC, en 2009, del que incluso meses después el propio Zaldívar aseguró que había recibido presiones del presidente Felipe Calderón para bajar su proyecto.

También destacó por ser el autor del proyecto que dio al libertad a la francesa Florence Cassez en 2009 a través del cual se propuso el amparo liso y llano de una ciudadana francesa acusada del delito de secuestro por haberse violado su derecho a la presunción de inocencia a consecuencia de un montaje televisivo de su captura orquestado por funcionarios del gobierno federal, entre ellos Luis Cárdenas Palomino, ex mando de la extinta Policía Federal.

Sin embargo, una vez que asumió la presidencia de la Corte, Zaldívar comenzó a ser objeto de diversas críticas por sus resoluciones judiciales en favor de la administración de López Obrador. Tal fue el caso de la votación sobre la consulta de revocación de mandato, en la que Zaldívar votó en contra de modificar la pregunta y eliminar la parte “o siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo”, cuestión que muchos consideraron una forma de ratificar al mandatario en su puesto.

Otra polémica que enfrentó fue cuando, pese a ir en contra de lo que anteriormente había aclarado, votó en contra del proyecto que declaraba inconstitucional la integración de la Guardia Nacional a la Sedena.

“El hecho de que la secretarías de Defensa y Marina intervengan en funciones de control y operación de la Guardia Nacional tampoco militariza ni hace que pierda su naturaleza civil”, dijo Zaldívar, quien incluso fue más allá al asegurar que una Guardia Nacional “químicamente pura y ajena a cualquier elemento militar no es sostenible”.

Zaldívar estuvo en medio de la crítica en 2021, cuando el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de la Reforma al Poder Judicial, en el que se incluyó un artículo transitorio para ampliar su mandato por dos años al frente de la Corte. Desde un principio el dictamen fue cuestionado y tachado por la oposición y diversos expertos como inconstitucional, pues éste fue agregado mediante una reserva de última hora.

Esta situación provocó que el propio Zaldívar aclarara que él no buscaba ampliar su periodo como presidente y que nada tuvo que ver con la elaboración de la reserva. Sin embargo, señaló que él no podía rechazarlo, por lo que dejó en manos del Pleno de la Corte la resolución, quien finalmente declaró la inconstitucionalidad de dicha ampliación de mandato.

También famoso por incursionar en TikTok desde uno de los cargos públicos más solemnes -con posteos dedicados a Taylor Swift y el Doctor Simi-, Zaldívar deberá esperar a que el Senado apruebe su licencia antes de integrarse de lleno al equipo de Claudia Sheinbaum.

 

Con información de Animal Político

Compartir:
Relacionados
title
Hace 2 días
title
Hace 3 días
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg
Más popular
Por Redacción Criterio . 1 de abril de 2024
Por Redacción Criterio . 5 de abril de 2024

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad