fbpx
México

Crece en el Trife “familia judicial”

Ciudad de México
Agencia Reforma

los cargos obtenidos por recomendación, influencias, nepotismo e intercambio de favores en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tienen un impacto en la nómina que podría alcanzar 21.6 millones de
pesos anuales.
Fuentes de ese organismo revelaron que ahí trabajan 35 funcionarios que tienen al menos un familiar laborando en la institución o que poseen lazos de consanguinidad con figuras públicas influyentes en el tribunal.
Considerando que el salario neto mensual que perciben es de un millón 803 mil 19 pesos, en un año suman 21 millones 636 mil 228 pesos.
Ejemplos de cómo se reparten los cargos están en la misma oficina del presidente del tribunal, el magistrado Felipe
Fuentes Barrera.
Con él trabajan los esposos Marcos Fuentes Hernández, secretario técnico de la presidencia, y Karla Arce Vences, oficial de servicios. El primero, que tiene un sueldo de 118 mil 812 pesos, tiene un hermano, Ismael Fuentes Hernández, que trabaja como técnico operativo en la Dirección General de Mantenimiento y
Servicios Generales. También adscrito a la Ponencia del presidente, está Salvador Mondragón Cordero, quien se desempeña como secretario de ponencia, con un sueldo mensual de 28 mil 274 pesos, él es hijo del magistrado Salvador Mondragón Reyes, quien el 5 de agosto fue inhabilitado por el Consejo de la Judicatura Federal por la venta de exámenes para juez de Distrito realizada en 2018 cuando era director del Instituto de la Judicatura Federal (IJF).
Otro caso es el de Fernando Flores Olmedo, quien se desempeña como chofer de Fuentes Barrera con un salario mensual de 29 mil 247 pesos, y quien logró colocar a su hermano Noé Flores Olmedo como oficial en la Dirección General de Protección Institucional con un sueldo de 20 mil 940 pesos y a su esposa Gabriela Alamilla Ortiz en la Secretaría Técnica de la presidencia, quien gana 29 mil
247 pesos.

Noticias relacionadas

Back to top button