fbpx
Futbol internacionalLa Copa

Regresa hoy el futbol con el derbi del Ruhr


Sin su muro amarillo, pero con sus jóvenes estrellas Sancho y Haaland, el Borussia Dortmund intenta hoy domar a su vecino y rival Schalke si quiere que no se le escape el Bayern Múnich en esta jornada 26, de reanudación de la Bundesliga.

El derbi del Ruhr, entre los eternos rivales amarillos y azules, a los que solo separan 30 km, es normalmente el partido que se adueña de la región dos veces por temporada.

Herederos del mundo de la mina hoy desaparecido, los dos clubes son importantes en Alemania y juegan un papel preponderante en la cultura popular local: la afluencia media en Dortmund es de 82 mil espectadores y de 61 mil en Gelsenkirchen.

Pero este año, a puerta cerrada y con las obligaciones del protocolo sanitario, se trata del derbi más raro de la historia, como señaló el director del departamento de jugadores del equipo de Dortmund, Sebastian Kehl.

“Cuando juegas en Dortmund ante 80 mil espectadores, te ves empujado más allá de sus límites”, reconoce el técnico suizo del Borussia, Lucien Favre.

“Va a ser diferente, habrá que acostumbrarse. Debemos prepararnos no solo técnicamente, tácticamente o físicamente, sino también mentalmente”.

“Un derbi sin espectadores, te descorazona”, afirma el director deportivo del Borussia, Michael Zorc. “Sin ellos, vamos a necesitar mucha más dinámica interna y motivación propia”.

En dos meses de inactividad, los profesionales perdieron, además, sus puntos de referencia y no disputaron ni siquiera un amistoso antes de la reanudación para recuperar los automatismos.

¿Cómo estos jóvenes, y en particular las dos estrellas de 20 y 19 años del Borussia, el inglés Jadon Sancho (14 goles y 16 asistencias en 25 partidos esta temporada) y el prodigio noruego Haaland, autor de nueve goles en sus ocho primeros duelos en Alemania, digirieron el largo periodo de confinamiento? Nadie puede decirlo antes de hoy.

AFP I Dortmund

Noticias relacionadas

Back to top button