fbpx
La CopaLucha Libre

Extraña los gatorrazos


A una semana de que la Triple A decidió posponer sus funciones para evitar la propagación de coronavirus, Hijo del Vikingo ya sueña con lucha libre.

Desde hace varios días, el técnico de la Caravana Estelar forma parte de las personas que prefieren mantenerse en casa para impedir más contagios, pero tanto extraña al arte de
los costalazos que cuando duerme vuelve a subirse a los cuadriláteros.

“Estamos acostumbrados a estar viajando y entrar en cuarentena está muy difícil. Créeme que todos los días sueño con lucha”, confesó el esteta.

“Cada vez que me despierto sueño que fui a, no sé, a Querétaro a luchar. Me despierto y le digo a mi pareja: ‘Luché’. Ya estoy delirando, parece”.

Cuando está despierto, el campeón de Tercias AAA aprovecha el tiempo para hacer ejercicio, descansar, ver televisión, pero explica que un luchador aéreo como él requiere del contacto con las cuerdas.

Por eso, espera que se le aplique una llave al Covid-19 para poder volver a la acción.

“Ahorita, preparándonos aquí en la casa; si se puede, algo de físico. Lagartijas, sentadillas, no dejar el ejercicio para retener los campeonatos”, prometió.

Rodrigo Yépez I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button