fbpx
DestacadoFin de Semana

Salón el Regio en el Centro Histórico de Pachuca, el botanero ideal desde 1928


En octubre, Salón el Regio cumplirá 90 años de brindar un servicio tradicional y acogedor. Ubicado entre las calles Morelos e Hidalgo , en el Centro Histórico de Pachuca, Salón el Regio ofrece la clásica botana de tostadas de pata, tortas de asado y el servicio de cantina.

El actual dueño, Rubén Darío Márquez Cruz, está al frente del negocio desde 1983. Salón el Regio fue traspasado a sus padres en 1953, cuando llegaron a la capital hidalguense. Sobre los dueños anteriores, dijo desconocer quiénes fueron. Diariamente se pueden degustar el pescado frito, caldo de camarón, caldo de pescado, pata en vinagre y las mencionadas tortas; todo con la receta de La Patrona, madre de don Rubén.

Márquez dijo que entre su clientela ha habido desde procuradores, presidentes municipales, diputados hasta artistas. “Pero no digo nombres, porque me clausuran. Aquí ha pasado de todo”.

Respecto a por qué cada vez hay menos cantinas, Rubén aseveró que, tras morir los dueños de los negocios, en muchas ocasiones los nuevos encargados no les brindan la atención adecuada a los clientes; por lo tanto, los asiduos a los locales ya no los frecuentan. Además, recalcó, los nuevos dueños creen que deben invertir poco, pero, en realidad, este tipo de negocios demandan mucho
tiempo y dedicación.

Don Rubén reconoció que, a sus 72 años, no ha pensado en quién seguirá dando servicio en Salón el Regio, pues sus dos hijos ya no viven en Pachuca, ni volverían para hacerse cargo; sin embargo, él seguirá dando el mejor servicio a sus clientes.

OTRA ÉPOCA
Rubén Darío Márquez comentó que, a partir de que quitaron la restricción para que las mujeres entraran a las cantinas, su clientela se ha diversificado y, hoy en día, llegan más mujeres a comer y tomarse una copa.

Horario:
Este lugar abre sus puertas al mediodía y cierra hasta las 10 de la noche, de lunes a sábado.

La anécdota:
En la administración municipal de Juan Manuel Sepúlveda (1997-2000) el Regio tuvo 22 infracciones. El inspector señalaba que antes de las 12 del día nadie podía estar en el lugar y después después de las 9 de la noche ni siquiera los trabajadores. Por multa, en ese entonces, se pagaban de 500 a 600 pesos.

¿La fórmula?
Para que este negocio siga en pie, don Rubén afirma que es necesario tratar bien a los clientes. “No me voy a poner mi aureola de santo, pero lo que hacemos es cobrar lo que es”.

Martha de la Rosa I Pachuca

También te puede interesar:

Alfombras que llenan de color a Tlaxcoapan

Noticias relacionadas

Back to top button