fbpx
Fin de Semana

Le gusta la aventura


Asientos grabados con un caballo salvaje, luces en cajuela que pueden usarse para acampar y hasta una regla para medir el tamaño de tu pesca: a la versión más pequeña de la nueva Bronco, llamada Bronco Sport, se le nota que fue hecha con amor.

Este vehículo, de 4.3 metros de largo, y el que marca el regreso del modelo tras una ausencia de 24 años, fue desarrollado por primera vez en la historia de Ford, por un equipo de 600 ingenieros mexicanos en conjunto con Estados Unidos. Además de ser fabricado en la planta de Hermosillo, Sonora.

Para el regreso, Ford apostó por una silueta conocida: la primera generación de Bronco que destaca por sus formas cuadradas. Pero, además, le agregó una dosis extra de personalidad.

Para esta Bronco todo está en los detalles: el caballo salvaje se encuentra grabado en asientos, en los centros de rin y hasta en la iluminación de la cajuela. Además, todo en ella está pensada para la aventura offroad, pues la cajuela tiene una pequeña estructura que puede usarse como mesa (con todo y soporte incluido) o bien, para separar la cajuela en compartimentos. La tapa de la puerta de la cajuela también incorpora luces que permiten usar el espacio y que resulta muy útil en actividades al aire libre.

Además, dependiendo de la versión, existen compartimentos bajo los asientos, convertidor de corriente de 110 V.

Bronco Sport está disponible en dos tipos de motorización: la primera de ellas con un motor Ecoboost de 1.5 litros turbo y 181 caballos de potencia y transmisión automática de 8 velocidades, que fue la que probamos en pista, porque si bien no es un vehículo que pertenezca a este entorno, sí nos permite evaluar su comportamiento.

Bronco Sport en esta versión tiene suficiente potencia, aunque no explosiva y, a pesar de su altura un buen desempeño en curvas. La tracción integral le permite un buen comportamiento mientras que las asistencias hacen un buen trabajo corrigiendo al conductor, sin ser intrusivas.

En la prueba del eslálom el vehículo estuvo muy bien balanceado y, en general, se movió mucho menos de lo que esperaba. En esta ocasión no pude manejarlo en carretera, ni ciudad y habrá que esperar para saber cómo es su comportamiento ahí.

La versión más equipada, llamada Badlands, integra diferencial bloqueable, control vectorial de torque y siete modos de manejo que incluyen lluvia, lodo y arena. Además de un motor más grande 2 litros turbo con 245 caballos de fuerza.

Con esta versión hicimos las pruebas offroad que contemplaron paso por agua, ascensos empinados por terracería con ramas y desniveles. Aunque fue un trayecto corto, hubo partes retadoras donde alguna de las llantas quedó volando y era necesario repartir el torque para salir de esos terrenos. Sus ángulos de ataque de 30 grados y la cámara de visión 180 grados que muestra la parte de adelante del terreno permiten pasar por veredas sin necesidad de un spotter. El ángulo de pendiente lateral que alcancé fue de 28 grados y todo fue hecho sin que en ningún momento se sintiera que se le estaba exigiendo más allá de sus capacidades.

Bronco Sport está basada en la misma plataforma que usa Ford Escape y en la primavera de 2021 veremos la versión tamaño completo construida en una plataforma de chasis escalera que pretende convertirse en el dolor de cabeza del Jeep Wrangler. Puede que sea la hermana pequeña, pero a Bronco Sport también le gusta la aventura.

 

Bronco Sport

Motor Ecoboost de 1.5 litros turbo

181 caballos de potencia

Transmisión automática

8 velocidades

Desde $618,000 hasta $803,000

 

 

Melissa Rodríguez I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button