fbpx
Fin de Semana

El poder de la risa


¿Cuántas veces estamos estresados a tal grado que contagiamos de nuestro mal humor a los demás o nos encontramos con personas que nos estresan tanto que nos descomponen el día? Cuando alguien enferma o tiene un reto de vida grande que lo tiene preocupado siempre es bueno contar con una asociación de apoyo, como Remedios de Cultura.

Se trata de un grupo de clown dedicado a ofrecer dosis de risoterapia, con la finalidad, sobre todo, de cambiar el panorama de quienes viven una situación de vulnerabilidad o necesitan un poco de alegría para continuar el día o mejorar su actitud.  La doctora Cocol de Nata, quien encabeza este grupo de audaces y comprometidos payasitos, comenta que el objetivo es llevar bienestar a la comunidad en Hidalgo.

“Puede creerse que el objetivo solo es hacer reír a la gente, pero el fin es el bienestar para diferentes poblaciones, particularmente aquellos con máxima vulnerabilidad, entre ellos quienes se encuentran en hospitales, albergues, casas de descanso”, explica.

La labor de este grupo integrado por la doctora Ana Tomía del Cuerpo, Chinitos, Minina Fashion, Cleta Metacarpio, Patrusca y Ana llega también a instituciones educativas y empresas privadas para atender casos de estrés.

En los hospitales, la terapia clown va dirigida a pacientes, cuerpo médico y público en general, pues, para todos, un momento feliz y de mucha risa resulta una gran medicina para el corazón.

Con esta visión y buenas intenciones, en los últimos siete años la agrupación ha dado consulta a unas 80 mil personas por medio de diferentes presentaciones.  “La intervención tiene el objetivo de dar asistencia para extraer a la persona de su estado de ansiedad y hasta logramos que caiga en la hilaridad”, asegura Cocol de Nata.

Para impartir risoterapia, las participantes reciben un entrenamiento por medio de un taller, con duración de tres meses. Se trata de un trabajo no solo físico, sino también emocional. Es  una labor multidisciplinaria.   “Aquí se entrena la parte humana, porque todos somos vulnerables o hemos tenido alguna pérdida, por lo que buscamos el bienestar del otro siendo empáticos”, finaliza la doctora Cocol de Nata.

 

 

Sara Elizondo I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button