fbpx
PopcornTicket

Los 7 Magníficos


Llamadas por Zoom previamente grabadas, junto con sketches y entrevista editadas, permitieron que los premios del Sindicato de Actores de Hollywood (SAG) realizara su entrega en sólo una hora, donde la ganadora principal en cine, Mejor Elenco, fue El Juicio de los 7 de Chicago.

La entrega, considerada un preámbulo de las decisiones de los Óscar, había regalado el año pasado postales icónicas, como el reencuentro de los exesposos Brad Pitt y Jennifer Aniston.

Ayer, obligada por la pandemia, se limitó en su transmisión a una mínima interacción entre las estrellas nominadas, que se encontraban por videollamadas mientras esperaban los resultados.

Nunca antes en la historia de los galardones las categorías habían tenido ganadores tan diversos.

Por ejemplo, Mejor Actor y Actriz fueron para Chadwick Boseman y Viola Davis por La Madre del Blues, mientras Daniel Kaluuya fue Actor de Reparto por Judas y el Mesías Negro.

“‘Si ves que el mundo está desequilibrado, sé un cruzado que presiona fuertemente el balancín de la mente’. Esa es una cita de Chadwick Boseman”, dijo, al aceptar el premio, Simone Ledward, viuda del actor.

Muchos discursos estuvieron orientados a la importancia de la diversidad en la gala.

“Gracias, August (Wilson), por dejar un legado a los actores de color que podemos disfrutar por el resto de nuestra vida”, expresó Viola Davis al recibir su premio, dedicado a Boseman y a Wilson, escritor de la obra en la que se basa su película.

Si en los Critics’ Choice Awards el joven actor de Minari, Alan S. Kim, fue quien enterneció al llorar tras saberse ganador, en esta ocasión le tocó a su compañera de reparto Youn Yuh-Jung.

Durante su agradecimiento, la actriz surcoreana admitió que su inglés no era suficientemente bueno para describir sus sentimientos.

Colegas nominadas en su categoría, como Olivia Colman y Glenn Close, de inmediato respondieron en la videollamada que lo estaba diciendo perfectamente y hasta levantaron su pulgar para darle ánimos.

Al anunciar a los nominados, la gala incluyó breves descripciones de sus papeles, pero también abundaron segmentos de entrevistas con el talento para aligerar las transiciones.

En los rubros televisivos no hubo sorpresas: The Crown fue premiada por Mejor Elenco en Serie Dramática, y Gillian Anderson, del mismo título, se llevó el reconocimiento a Mejor Actriz.

El Mejor Actor en Serie Dramática fue Jason Bateman por Ozark, mientras que el mejor ensamble de comedia fue el de Schitt’s Creek.

La ceremonia inició y concluyó con un sketch de la serie Ted Lasso, que también se llevó galardón gracias al premio a Mejor Actor en Serie de Comedia para Jason Sudeikis.

El ex cónyuge de Olivia Wilde fue de los pocos que no vistieron de gala y prefirió llevar un suéter con el texto: Mi cuerpo, mi decisión.

Staff
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button