fbpx
CuriosidadesTicket

Famosos y magnates mueven influencias para ser recibir vacuna

Ofrecen sobornos


El poder, las influencias y riquezas que ostentan magnates y directivos del entretenimiento de Estados Unidos tienen un nuevo fin: conseguir la vacuna contra la Covid-19 antes de su turno.

Mientras avanza el proceso de vacunación con médicos de primera línea y mayores de 75 años, ejecutivos de Hollywood y de medios de comunicación han optado incluso por sobornar con 10 mil dólares a médicos para recibir sus dosis antes de tiempo, de acuerdo con un artículo de Variety.

“Nos han ofrecido sobornos. Vemos gente tomando aviones a todos los lugares”, dijo al medio el doctor Robert Huizenga, de Beverly Hills.

“Hemos visto a personas que intentan ingresar transitoriamente en profesiones de la salud o en el personal de los hogares de ancianos, por lo que calificarían para una vacuna temprana”, agregó.

Irving Azoff, una leyenda de la industria musical que fue mánager de Christina Aguilera, logró ser vacunado cuando el condado de Los Ángeles amplió el acceso a las vacunas para los ciudadanos mayores de 65 años.
Fuentes refirieron al medio que Azoff facilitaba la vacuna a sus personas cercanas, aunque él sólo confirmó que había recibido su dosis.

El mánager es ligado a un grupo de poder que es atendido por el doctor Robert Bray, quien es amigo de Robert Goldstein, director ejecutivo de la compañía de casinos y complejos turísticos Las Vegas Sands Corporation.

Bray dijo a Variety que le asignaron 200 vacunas para ofrecer a trabajadores de la salud, adultos mayores y algunas a forma discrecional de la práctica médica. Agregó que, por reglas de privacidad, no podía confirmar quiénes recibieron las dosis.

Figuras como el copresidente de United Talent Agency, Jay Sures; el director ejecutivo de Mandalay Entertainment, Peter Guber; y la exdirectora de Paramount Pictures, Sherry Lansing, han optado por presionar a sus programas de salud.

Además, varias personas que forman parte del programa ejecutivo de salud de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) han llamado para preguntar cuándo podrán ser vacunadas. La inscripción a este programa requiere el pago de una donación anual de por lo menos 15 mil dólares.

“Son los juegos del hambre”, dijo de manera anónima un ejecutivo sobre la presión que hay en Hollywood para inocularse.

Mientras en California se habían aplicado 2 mil 716 dosis por cada 100 mil residentes hasta el 15 de enero, de acuerdo con el artículo, ciertos ejecutivos viajaron a otros estados.

Allen Shapiro, excabeza de Dick Clark Productions, compañía que produce los Globos de Oro, voló a Florida para vacunarse.

También han destacado los famosos que han asistido a centros de vacunación en su turno correspondiente como un ciudadano más, como fue el caso de Harrison Ford, de 78 años de edad, quien esperó por dos horas.

También se inoculó de esa forma el actor y ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger, de 73 años; mientras que el productor de cine Frank Marshall, de 74, compartió en Twitter una foto de sus documentos de vacunación.

Cruza la frontera Pepillo

El presentador Juan José Origel voló a Estados Unidos para vacunarse. El mexicano consideró que era una tristeza que México no le diera esa posibilidad, aunque fue criticado en redes.

Staff
Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button