fbpx
Ticket

Disfruta Lucero 40 años de brillo

Cuando Lucero era una niña jugaba y se divertía con Alegrías de Mediodía y Chiquilladas, sus primeras apariciones en la televisión mexicana, pero visualizaba entonces una carrera a futuro… Y 40 años después su historia continúa.

La Novia de América, como también se le conoce a la cantante y actriz, contemplaba un gran festejo con motivo de sus cuatro décadas de carrera, pero la Covid-19 cambió sus planes.

Pero nada detuvo la edición de su disco 20y20 y mañana tendrá el concierto Pop Live, el primero de los tres shows digitales para la plataforma eticket como parte del festejo.

“Realmente he vivido momentos muy impactantes en mi carrera y que catapultaron las cosas al grado que hemos llegado hoy donde estoy cumpliendo 40 años”, dijo Lucero.

“Es una carrera sólida e ininterrumpida, que agradezco siempre al 1000 por ciento al público”.

 

Inicia su chispa

A la edad de 11 años, Lucerito empezó a cautivar a la audiencia.

“A Alegrías de Mediodía y Chiquilladas (1980) las recuerdo como una gran escuela, como un lanzamiento de esta niña que fui donde aprendí a imitar, a hacer sketch cómicos, a cantar y crear mi propia imagen. Llevar mi propia personalidad y esencia siempre conmigo”, aseguró la estrella.

“Fue en estos programas donde me di cuenta quién era yo y qué quería comunicar al público a través de mis canciones, mi sonrisa y mi forma de ser. Ahí me di cuenta que con el tiempo, probablemente, Lucero se convertiría, como lo es hoy, en una artista que tendría muchos años de carrera”.

Aunque no sabía si lo iba a poder lograr, la niña quería seguir contagiando emociones. Y así llegó Chispita (1982), que en un principio rechazó porque no era lo que buscaba.

“Me habían ofrecido el papel de la niña villana de la historia, la antipática, pero la imagen que yo tenía ganas de proyectar era otra, y con la visión de mi mamá, que siempre ha respetado mis opiniones, rechacé ese personaje.

“Y (después) Valentín Pimstein, que era el productor, me dijo: ‘Lo hemos pensando también y queremos que tú seas Chispita”.

 

De niña a mujer

Posteriormente, llegó la joven Lucero con producciones de la mano de Carla Estrada.”En Cuando Llega el Amor (1989) me presento ya como una mujercita, una protagonista joven”, recordó.
“En aquel entonces tenía 20 años de edad y esa fue la que marcó mi carrera como actriz ya joven haciendo esta transición de niña a mujer”.
Más tarde vendría Lazos de Amor (1995), la cual consideró como un examen profesional.
“Fue para mí, mi maestría en actuación. Fue en el año 1995, yo estaba también muy joven, incluso antes de casarme y para mí hacer tres personajes de esa manera, sabiendo que no había las herramientas tecnológicas que hay hoy para poder hacer algo de esa manera, fue impactante”.

Sus favoritas
Diez años después de su estreno, la telenovela Soy Tu Dueña (2010), que protagonizó con Fernando Colunga, nuevamente vuelve a transmitirse, y con éxito.
“Otros de los momentos entrañables de mi carrera fue Soy Tu Dueña, que ahora la vemos en retransmisión, y que fue realmente un ícono mi personaje Valentina Villalba en mi carrera como actriz. Se rompieron récords de audiencia. En Estados Unidos tuvo niveles impresionantes, lo mismo en México”, señaló.
La actriz enumeró que su top 5 de sus telenovelas: Chispita, Lazos de Amor, Alborada, Soy Tu Dueña y Mañana es Para Siempre, ésta última porque el productor Nicandro Díaz le dio oportunidad de hacer su segundo papel como villana, Bárbara Greco.

Baladista romántica
En su faceta como cantante, se dio el lujo de trabajar con grandes productores del mercado hispano.
“Entre mis discos más entrañables, están los que me produjo Rafael Pérez Botija, empezando por Sólo Pienso en Ti (1991), en el que están canciones como Electricidad’ y Ya No, y Lucero (1993).
“Fueron dos discos muy importantes en mi carrera que me dieron muchos de los grandes éxitos en los 90”.
El productor Miguel Blasco también trabajó con ella en el disco Lucerito (1988), que representó su carrera a finales de los 80.

Arriesgada
Ya consolidada como intérprete de pop, decidió probar algo diferente.
“El primer disco ranchero, Con Mi Sentimiento, también marcó una etapa importante porque fue la primera vez que me arriesgué a cambiar de género, y optar por interpretar regional mexicano que me gustaba tanto”.
Como cantante gusta de los desafíos, por eso también grabó producciones con ritmo sinaloense como Enamora con Banda y Más Enamorada con Banda.

 

Lorena Corpus
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button