Disfruta de actuar

En esta vida hay dos cosas que verdaderamente disfruta sir Jeremy Irons: una buena comida y la actuación, aunque no necesariamente en ese orden.

Quizá esa es la razón por la que el británico selecciona sus proyectos y personajes con similares criterios con los que determina qué va a cenar.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR:

“Es simplemente una cuestión de corazonada, de la misma forma en que escoges qué quieres comer. Es diferente de una noche a otra, depende del momento en que estés en tu vida, de la cualidad que estés buscando, tanto en un guion como en la comida”, aseguró en entrevista.

Por supuesto que presta atención al menú, al local, al precio, al chef y hasta si será un lugar muy concurrido. De igual manera, considera varios aspectos cuando se trata de decidir qué producciones hacer.

“También involucra un poco cuánto me van a pagar y quién está involucrado. ¿Va a estar bien hecho, bien cocinado, va a tener buen sabor y va a tener suficiente sal? Te fijas en la estructura que va a rodear tu trabajo”, insiste.

Su método es efectivo, a juzgar por sus logros como actor, pues es de los pocos que posee la triple corona de la actuación: un Óscar, un Emmy y un Tony.

Pero reconoce que sus motivos para aceptar un papel no están relacionados con los premios, con ser el protagonista, el mensaje que dará y mucho menos le preocupa la opinión del público sobre su trabajo.

Actualmente, asegura la estrella de El secreto von Bulow, lo que más le interesa es pasar un momento agradable en el set o en el escenario.

“Si sales a cenar, no llegas al restaurante pensando: ‘¿Qué quiero que la gente piense de mi esta noche?’ No lo haces, ¿cierto? Te pones a pensar en que vas a pasar un rato agradable: ‘¡Voy a comer carne!

“Ya después pensarán que qué aburrida persona, harán un juicio. Pero no entras en una situación pensando en eso; quizá algunos sí, pero yo no”.

Porque después de 50 años de trayectoria, en la que ha hecho cine, teatro y televisión, y de haberse ganado la reputación de uno de los histriones más importantes de su generación, su ética de trabajo es distinta; sobre todo, se toma las cosas más a la ligera.

“Si te estás divirtiendo con la gente, eso hace que ellos y tú hagan un mejor trabajo porque están relajados y no estás esforzándote por nada.

“Esa actitud hará todo mucho más ameno que si estás al pendiente de cada actitud, movimiento, cuadro y toma. Así que mi conducta ha cambiado conforme he envejecido. Y, bueno, también me he dado cuenta de que se trata simplemente de una película”, resalta.

La amante del teniente francés, La misión, Kafka, Lolita y M. Butterfly son algunas de las cintas que la han valido aplausos, premios y buenas críticas.

Prestó su voz en inglés a Scar, el villano de la versión original de El rey león; fue el mosquetero Aramis en El hombre de la máscara de hierro y también el papa Alejandro VI en Los borgias.

Pero en su currículum también figuran proyectos menos populares y valorados, como Calabozos y dragones, Eragon y La pantera rosa 2. Pero, en todo caso, su entrega es la misma.

“Quiero interpretar cada personaje desde adentro y con la honestidad que le encuentro, y que la gente lo juzgue. Me han pedido que interprete diferentes nacionalidades porque tengo la suerte de tener un rostro que puede ser ruso, polaco o cualquier cosa. He hecho cintas en otros idiomas y representando otros orígenes”.

A sus 71 años, se ha permitido interpretar al mayordomo de la familia Wayne en Batman vs Superman: El origen de la justicia o al arrogante Adrian Veidt (alias Ozymandias) en Watchmen, la adaptación que Damon Lindelof realizó de la novela gráfica homónima para HBO.

“Creo que fue su entusiasmo (de Damon) y el esbozo que me dio de lo que iba a crear, lo que me emocionó y me hizo querer estar ahí. Y, bueno, también porque pude hacer muchas de mis escenas solo y rápido, pues siempre es agradable hacerlo de esa manera.

“Me gusta estar solo, en mi propia compañía. Digo, cuando estás en un rodaje, tienes un gran equipo de filmación alrededor que trabaja de la mañana a la noche. Pero creo que haces tu trabajo más rápido si solo depende de ti”.

Y a esa lista de roles se suma ahora el de presidente del jurado de la edición 70 del Festival Internacional de Cine de Berlín.

uno de los eventos fílmicos que, según dijo al anunciarse su designación, siempre ha admirado y al que disfruta asistir.

La elección no es de sorprender: al final, su calidad actoral y reputación lo preceden, igual que a cualquier buen restaurante.

 

El expediente

– Jeremy John Irons nació en la Isla de Wight, Inglaterra, el 19 de septiembre de 1948

 

– Estudió teatro en Bristol Old Vic Theatre School y su debut en los escenarios fue en 1969

 

– Su primera gran oportunidad en cine fue en La amante del teniente francés (1981), que le valió una nominación al BAFTA

 

– En 1984 hizo su primera obra en Broadway, The real thing. Se ganó un Tony como Mejor Actor

 

– Por El secreto von Bulow, de 1990, ganó el Óscar como Mejor Actor

 

– Se casó con Sinéad Cusack, en 1978, con la que tuvo dos hijos, entre ellos el también actor Max Irons

 

 

Fidel Orantes I Agencia Reforma

Te puede interesar:

Hace Parásitos historia en Óscares

  La surcoreana Parásitos hizo historia este domingo al convertirse en la primera cinta en …

/** ADS Render - HOME**///970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget