fbpx
México

Normalistas habrían estado vivos hasta el 4 de octubre

Según el GIEI, una parte de los 43 normalistas podría haber estado viva hasta una semana después de hechos, consta en audios de la Sedena.


Una parte de los 43 normalistas de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014 podría haber estado viva hasta una semana después, de acuerdo con audios y documentos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), reveló el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEl).

El Grupo indicó que textos cifrados oficiales hallados durante la revisión de archivos de la Sedena se establece que mandos militares pudieron estar enterados de la ubicación de los normalistas hasta el 4 de octubre, esto es, una semana después de la desaparición de los estudiantes.

 “Esos archivos que encontramos en Sedena muestran que el día 26 de septiembre y el 4 de octubre había interceptaciones telefónicas que hablaban sobre los jóvenes, que hablaban de dónde había que mandar los jóvenes, y algunas de ellas son del día 4 de octubre, es decir, varios días después de los hechos. Esas comunicaciones mostrarían que una parte de los jóvenes estarían vivos en esos días”, explicó Carlos Beristain, médico y psicólogo español, quien formó parte de la Comisión de la Verdad en Colombia.

En su reporte, los especialistas del GIEI destacan que estas “intervenciones técnicas telefónicas” no fueron proporcionadas a la investigación ni a la búsqueda de los desaparecidos.

 “Los documentos confirman que el Ejército (así como el Cisen) tenía intervenidas las comunicaciones de actores relevantes en los hechos, incluso cuando estaban ocurriendo, sin que consten autorizaciones judiciales para ello ni se conozca el contenido completo de las mismas”, señala el documento.

“En un documento de la Sedena fechado el 5 de octubre de 2014 se incluyen algunas de estas intervenciones del 26 de septiembre y 4 de octubre de 2014. Esto significa que las autoridades militares y del Cisen estuvieron informadas en tiempo real de lo que ocurría. Sin embargo, esta información no fue compartida con las autoridades encargadas de la investigación, ni hay constancia de que se hubiera hecho alguna actividad de búsqueda específica con la misma”, añade.

Además, en conferencia de prensa, el GIEl afirmó que un grupo de jóvenes fue llevado esa noche ante el juez de Barandilla de Iguala, en ese entonces Ulises Bernabé.

 “Sí, a un grupo de jóvenes lo llevaron esa noche a las barandillas municipales, probablemente el grupo de jóvenes que fueron privados de la libertad en la calle Juan N. Álvarez. Nosotros consideramos que sí. Así lo hacemos ver en este tercer informe que ahora publicamos”, explicó.

“Efectivamente, el juez de Barandilla nos mintió a nosotros y ha mentido en distintas declaraciones, por eso también y esa es otra de las preguntas, ¿por qué si se le había librado la orden de captura, se cancela esa orden de captura, cuando es una persona que sin duda participó en el ocultamiento del paradero?”, planteó la guatemalteca Claudia Paz, especialista en derecho penal.

Jorge Ricardo Nicolás | Agencia Reforma

Nota relacionada: Estudiante 43, pasó de informante a víctima

Noticias relacionadas

Back to top button