fbpx
GlobalNoticias

Emisiones de dióxido de carbono apuntan a récord tras Covid-19

Hay poca inversión gubernamental en energía limpia


Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) están en camino a alcanzar un nivel récord en 2023 y continuar su incremento a partir de entonces como consecuencia de la poca inversión gubernamental en energía limpia a nivel mundial durante la recuperación de la crisis del Covid-19.

Así lo advirtió la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) en su Sustainable Recovery Tracker, un instrumento que monitorea los recursos de los gobiernos destinados a la recuperación económica de la pandemia, qué tanto invirtieron en energías limpias y cómo las políticas públicas contribuyen a las emisiones globales de CO2, el principal gas de efecto invernadero.

Las autoridades han movilizado más de 16 billones de dólares en asistencia fiscal para estabilizar y reconstruir las economías alrededor del planeta, pero sólo el 2 por ciento fueron dedicados a la transición a energías limpias, es decir, unos 380 mil millones de dólares.

Tal cantidad es insuficiente para alcanzar las metas internacionales establecidas para combatir el cambio climático, consideró la IEA.

“No sólo la inversión en energía limpia aún está lejos de lo que se necesita para poner al mundo en el camino de alcanzar las emisiones netas cero para mediados del siglo, (sino que) ni siquiera es suficiente para evitar que las emisiones globales aumenten a un nuevo récord”, alertó Fatih Birol, director ejecutivo de la organización.

En 2020, la pandemia provocó la mayor caída de emisiones de CO2 desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, este año apunta a registrar el segundo mayor incremento anual en la historia.

Incluso si todos los planes de recuperación anunciados hasta ahora se implementaran sin contratiempos, las emisiones continuarán su aumento hasta llegar a un récord en 2023, sin un pico a la vista.

Las políticas de recuperación conducirán a emitir casi 34 mil millones de toneladas de CO2 al año para 2023, pero se requiere que sean cercanas a 30 mil millones con el fin de llegar a las cero emisiones netas para 2050, como indica la ONU para evitar las consecuencias más catastróficas del cambio climático.

Según el Sustainable Recovery Tracker, México sólo anunció dos inversiones en energía limpia: la Central Eléctrica Fotovoltaica en la Central de Abastos (CEFV CEDA), a la cual destinó 23 millones de dólares, y el convenio que el Presidente Andrés Manuel López Obrador firmó con la iniciativa privada para trabajar en 39 proyectos de infraestructura.

“Los gobiernos deben aumentar el gasto y la acción política rápidamente para cumplir con los compromisos que asumieron en París en 2015 (a través del Acuerdo de París).

“Pero deben ir aún más lejos y llevar la inversión y el despliegue de energía limpia a niveles mucho mayores más allá del periodo de recuperación para llevar al mundo hacia un camino a emisiones netas cero para 2050”, urgió Birol.

Abel Vázquez Barrera
Agencia Reforma

También te puede interesar El caso de Dave Smith, el hombre que tuvo Covid-19 por 290 días

Noticias relacionadas

Back to top button