fbpx
Columnas deportivasLa Copa

La Champions


Todo mundo habla del famoso penalti en el partido entre la Juventus y el Real Madrid. La jugada entre Benatia y Lucas Vázquez, quien es golpeado por atrás y arrollado por el marroquí, una acción más propia del futbol americano, que da la impresión de llevarse a cabo con fuerza excesiva. Y el árbitro marcó el penal.
El problema es la reacción de un jugador histórico, legendario, ganador de tantos trofeos como lo es Buffon, portero de la Juventus. Estoy de acuerdo que estuviera enojado, molesto, que su equipo había hecho un partido interesante, pero me parece que Buffon enloquece. Es verdad que las pulsaciones están al cien por ciento, la Juventus había hecho una remontada espectacular y estaba a un par de minutos de ir al alargue y quizás eliminar al Real Madrid, que es, a final de cuentas, el pensamiento de casi todos los equipos en Europa: quitar al Real Madrid del camino. Se han cansado de que el Real Madrid gane la Champions, que llegue a finales y a semifinales.
Pero en medio de esa locura, de ese momento tan complicado, hubo un hombre que siempre estuvo tranquilo, calmado, que sabía que en el momento que el árbitro pusiera la pelota en el punto de penalti, él era el encargado de cobrarlo: Cristiano Ronaldo. Y vino el cambio de portero, llegó el polaco, que es un buen guardameta.
A cualquier otro futbolista, que no tenga la capacidad de Cristiano, le tiemblan las piernas en ese momento. Cristiano no. Él dijo: “aquí está, aquí va”, y puso el balón en el ángulo.
Mientras el Bernabéu empezaba a corear el nombre de Cristiano Ronaldo, los jugadores de la Juve se volvieron contra el árbitro, se lo llevaron a los vestidores, armaron un jaleo. Es verdad que la expulsión les dolió mucho, pero para mi gusto, viéndolo de primera instancia, me parece penalti. Con repeticiones, con fotos, con más repeticiones, me sigue pareciendo una jugada con demasiada fuerza.
Que eso divide o no divide, pues el VAR va a venir a acabar con esto, porque ante las protestas el árbitro podrá simplemente revisar la jugada y rectificar o ratificar.
Pero Cristiano Ronaldo, 120 goles en Champions, yo creo que hay que alabarlo. Que un jugador haya marcado hasta ahora 120 goles en el torneo más importante de futbol de clubes del mundo, es un logro bien difícil y muy importante, y Cristiano lo ha conseguido y lo ha conseguido muy bien. Todo eso hace al Madrid un equipo histórico, por eso ha ganado 12 Champions, por eso no se le puede dar por vencido.
Es verdad que el Madrid jugó mal, que jugó mejor la Juventus. Había jugado muy bien el partido de ida, cuando la Juve jugó muy mal. Pero bueno, a Cristiano hay que darle un cheque en blanco, así de fácil. ¿Por qué? Porque es decisivo, tiene personalidad, no le tiemblan las piernas, sabe lo que hace y punto. El Madrid está en Semifinales pésele a quien le pese.
Además están cuatro equipos de cuatro ligas diferentes: el Real Madrid de España, el Bayern de Alemania, la Roma de Italia y el Liverpool de Inglaterra, que llevaba buen tiempo sin tener a un representante en semifinales.
Y en la otra, la de Concacaf. Muy bien el equipo de Toronto, eliminó al campeón de México, eliminó a uno de los equipos más fuertes de la Liga MX, tiene una muy buena cantidad de jugadores caros y de calidad, juega bien al futbol, y ahora va a enfrentar a una escuadra compuesta por jugadores mexicanos, el Guadalajara, que sacó el 0-0 en Nueva York.
Puede ser un partido atractivo, difícil. Me parece que el Toronto parte como favorito por ser un equipo más fuerte, pero el Guadalajara cierra en casa y va a pelear con todo la posibilidad de ir al Mundial de Clubes. Eso dijo Almeyda, queremos ganar la Concacaf y estar en Finales. Por lo pronto está cumpliendo con lo que dijo. Vamos a ver hasta dónde llega.

 

 

José Ramón Fernández I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button