fbpx
Deportes HidalgoJO TokioLa CopaMultimediaVideos

Hidalgo tendrá representación por onceava vez en Juegos Olímpicos

Hidalgo es septuagenario en cuanto a presencia en Juegos Olímpicos se refiere; en 1948 hizo su debut


Hidalgo tiene bastante historia en los Juegos Olímpicos.

Tokio 2020 es la decimoprimera cita de esta índole en la que el estado contará con representación, en las que se han contabilizado cuatro medallas: una por parte de un atleta (Raúl Jiménez, 2012), y otra tercia para un entrenador (Iván Bautista, 2012 y 2016).

Los deportistas de Hidalgo debutaron hace 73 años, en Londres 1948, cuando Rubén y Jorge Ruíz Aguilar tomaron parte en la justa, en la que también había clasificado el pugilista Ángel Arriaga, pero al final no participó por un conflicto extradeportivo.

Los dos primeros, jugadores en ese entonces del Atlas Tulancingo, participaron en futbol soccer, y Jorge fue el anotador del tercer y último tanto del combinado azteca en el partido de octavos de final ante Corea del Sur,
en el que cayeron 5-3.

Mientras tanto, la mala fortuna persiguió a Arriaga, pues, de acuerdo con diversas fuentes, los aztecas Conrado Castañón, Lucio Moreno y el propio hidalguense habrían sido acusados de robarse una cámara fotográfica en el gimnasio donde se preparaban. En aquella justa, el único mexicano en el pugilismo fue Edel Ojeda.

Hidalgo no vio a otro de sus hijos en una justa olímpica hasta la única que se ha celebrado en casa.

Gabriel Cuéllar, originario de Actopan, tomó parte del ciclismo de ruta en México 1968; sin embargo, su debut pudo ser antes, en Tokio 1964, pero por cuestiones extradeportivas se quedó fuera, según sus palabras.

“Yo hubiera ido a la olimpiada de Tokio, hicieron carreras en todos los estados y yo me gané mi lugar, pero el ingeniero Grobet, que era el presidente de la federación, dijo que no podía ir yo porque era un tipo frágil y chiquito y no me llevaron”, comentó en 2015.

Cuatro años después, el futbol tomó la batuta y José Luis Trejo, originario de Tepeji del Río, fue parte de la delegación más amplia que ha tenido México en una justa de este tipo fuera de sus fronteras.

Múnich 1972 fue la cita en la que José Luis Trejo cambió su vida, ya que, además de disputar seis encuentros entre primera y segunda fase, se quedó en Alemania para jugar los últimos años en la segunda división de aquel país y, al mismo tiempo, formarse como entrenador.

Hidalgo tuvo ausencia hasta Los Ángeles 1984, cuando Miguel Cruz fue el representante de la entidad en la maratón.

Una lesión previa a la cita parecía mermarle de la oportunidad de tomar parte de la justa; sin embargo, con todo el pundonor se hizo presente, aunque fue contraproducente, pues fue parte de los 29 deportistas que abandonaron la prueba.

El kilómetro 37 fue en el que Cruz salió de la ruta y en el que su carrera se detuvo por más de un año.

Para Sídney 2000, el judo femenil hizo su aparición y una representante de la entidad hizo historia al ser la primera mujer azteca en tomar parte de la competición dentro de la disciplina.

Los -48 kilogramos vieron a Adriana Ángeles Lozada competir en suelo oceánico; sin embargo, cayó en la segunda ronda, en lo que fue la última aparición de un hidalguense en Juegos Olímpicos durante el siglo XX.

Con el nuevo milenio, la suerte ha sido distinta para la entidad, ya que sus representantes no han faltado en las seis ediciones que se llevan hasta el momento.

Para Atenas 2004 fue Eligio Cervantes quien realizó su debut en la justa olímpica, en el tria-tlón. El radicado en Tulancingo, ya que nació en la capital del país, culminó en el sitio 38.

En Beijing 2008 el estado no contó con atletas en representación, pero fue la primera edición para un histórico en el olimpismo mexicano: Iván Bautista.

El originario de Calnali acudió como entrenador de Germán Sánchez; sin embargo, no consiguió una presea,
situación que cambiaría cuatro años más tarde, en Londres 2012, cita en la que guió a sus dirigidos a dos medallas.

Ambas preseas fueron desde la plataforma de 10 metros,  en la modalidad de sincronizados, en la rama varonil, gracias a Iván García Navarro y Germán Sánchez; en la femenil, a Paola Espinoza y a la medallista más joven en la historia del país: Alejandra Orozco.

El suelo británico además de ser testigo del debut de Hidalgo en la competición, también fue en el que más medallas logró la entidad, ya que, sumadas al par de platas de Bautista, también se logró un dorado en futbol.

Raúl Alonso Jiménez fue parte de la selección mexicana que compitió en aquella cita, en la que los dirigidos por Luis Fernando Tena

derrotaron en la final a Brasil 2-1, en el mítico Wembley. Jiménez fue testigo desde el banco de suplentes del par de goles de Oribe Peralta en la final, encuentro en el que disputó los últimos cuatro minutos.

Además, también se agregó Nabor Castillo, en los -60 kilogramos de judo. El de Omitlán encaró dos combates y sucumbió en los octavos de final ante el italiano Elio Verde.

Para la última cita olímpica, en Río de Janeiro 2016 se dio un hito histórico para la entidad, ya que la tulancinguense Daniela Campuzano Chávez Peón fue la encargada de portar el lábaro patrio en la ceremonia de inauguración, en una justa en la que debutó el ciclismo de montaña.

Campuzano se quedó en el sitio 16 de su competencia, luego de 1:23.07 horas.

Además de ella, Ricardo Ramos, de Tepeji del Río, también tuvo presencia en suelo sudamericano y terminó la maratón en el sitio 120, luego de 2:30.20 horas.

En dicha cita, el estado sumó otra presea gracias a Bautista Vargas, de la mano nuevamente de Germán Sánchez, también desde la plataforma más alta de la fosa.

Para esta edición, son seis los hidalguenses confirmados en la justa: Daniela Campuzano, María José Fassi, Martha Fernanda Del Valle, Iván Bautista, Eligio Cervantes y Víctor de Lucio.

 

Daniela Campuzano

María José Fassi

Martha Fernanda Del Valle

Iván Bautista

Eligio Cervantes

Hidalgo

 

 

Luis Carlos León I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button