Está El Mago en su prime
 Hace (3) meses · 

Foto: Alejandro Velázquez

Compartir:

Justo en el velorio de un familiar, El Mago decide dar un paso hacia el arte y misticismo de la lucha libre, deporte en el que celebrará sus primeros 15 años como profesional.

En una entrevista con Criterio, el enmascarado compartió que de esa forma tan peculiar comenzó su vínculo con el arte del gotch, cuyo ADN ya traía en las venas, por parte del legendario Colmillo Blanco.

“Le dije a mi abuelito que yo quería ser luchador en el velorio de mi bisabuela; estábamos sentados y le comenté eso, hasta mi mamá me regañó, pero yo creo que él se quedó con eso y a la semana me dijo que si quería ser luchador, ya teníamos que empezar”, expresó.

Durante estos quinquenios, El Mago ha ido acumulando bastante lona recorrida, convirtiéndose en uno de los pocos pachuqueños que han alcanzado la internacionalización, así como una importante proyección a nivel nacional.

Foto: Alejandro Velázquez

“Creo que cumplir 15 años hace un tiempo lo veía muy lejos; ahora, es una realidad. La verdad, la he gozado, la he pasado muy bien; he tenido triunfos y derrotas, pero siempre hemos salido adelante. Creo que estoy en uno de mis mejores momentos”, aseguró.

Sin embargo, la decisión no fue sencilla, creándose un pequeño conflicto familiar y personal, ya que el futbol fue otra opción para El Mago y para el cual contó con el apoyo de su papá, quien al final terminó por aceptar que su hijo cambiara la cancha por el cuadrilátero.

“A él no le gustaba tanto, porque yo también practicaba el futbol, y por ahí comentan que era bueno; entonces, estaba en escuelas y decía que me iba a lastimar y ya no iba a poder jugar”, compartió el esteta, quien, incluso, ya había ingresado a una de las escuelitas de los Tuzos, algo que no era sencillo de hacer.

“Me habían conseguido estar en la escuela de futbol de Pachuca, que era muy difícil estar (…) se enfadaron mucho conmigo, pero me decidí por la lucha libre”, abundó.

Ya enfocado al 100 por ciento en el pancracio, las primeras lecciones para El Mago fueron en la Arena Azteca, donde su abuelo Colmillo Blanco le brindó sus primeras enseñanzas y consejos en este deporte.

“Siempre, en pláticas con mi abuelito, nos dijo que quería que saliéramos, que triunfáramos, que no fuéramos luchadores del montón”, mencionó.

Foto: Alejandro Velázquez

Posteriormente, su debut profesional se dio tras poco más de dos años de instrucción, aunque posteriormente también trabajó bajo el mando de Intruso Jr. y Dr. Kallini, así como también tuvo enseñanzas muy particulares de Súper Crazy, con quien integró la Liga Juvenil de Lucha Libre, y Crazy Boy, al igual que otros coacheos con El Apache y Durango Kid.

Su primera presentación ocurrió de una forma circunstancial, ya que solo iba acompañando a Colmillo Blanco a una función de feria en la localidad de Caxuxi, en San Salvador; sin embargo, como no se completaba el cartel, tuvo que entrar al quite, presentándose como Pequeño Colmillo.

“Me invita mi abuelito a un evento; llegamos ahí al lugar y me dicen que faltaba un luchador (…) Ahí los compañeros me apoyan con algunas cosas y así subí a luchar”, expresó.

Varios meses trabajó con ese nombre, hasta que se le presentó la oportunidad de ingresar a la catedral hidalguense de este deporte, donde experimentó su primer giro radical, cambiando al personaje de Draztick Boy.

“Una de mis primeras metas era ir a la arena Afición; estaba luchando en la arena Ángeles y en el Deportivo 11 de Julio y se abrió paso para ir a la arena Afición. De ahí, salir a Tulancingo y conocer otros lugares”, mencionó.

Tras cinco años de recorrido llegó su primer gran reto para El Mago, cuando formó parte del triangular de máscaras ante Cíclope y Aeroboy, en la función del quinto aniversario de DTU, en la arena López Mateos, donde desenmascaró a su hermano.

“La lucha que tuve con Cíclope y Aeroboy ha sido una de las más difíciles; éramos buenos amigos abajo del ring, pero las luchas que dábamos en ese estilo, eran una carnicería; casi fue un año de rivalidad y cuando finalizó en un aniversario de DTU fue algo muy padre”, señaló.

En 2015 comenzó con la internacionalización de su carrera, con una primera presentación en Costa Rica; posteriormente, también vino una oportunidad en Estados Unidos; no obstante, su graduación se dio en el Imperio del Sol Naciente, donde fue uno de los primeros pachuqueños en presentarse, dentro de la empresa Dragon Gate.

“Donde aprendí a madurar más fue en mis viajes a Japón, por el tipo de lucha (…) Cuando regresé, tuve en mi repertorio nuevas cosas”, expresó.

El Mago, nombre que tomó en 2020, mencionó que durante estos 15 años lo más complicado ha sido separarse de sus seres queridos, así como también las travesías que a veces vive en sus viajes, en los que han tenido que dormir en aeropuertos y terminales de autobuses. “Dejar a la familia es lo más duro que hemos tenido; porque estamos muy apegados a ella, pero igual con el apoyo de ellos no se siente tanto”, dijo.

En contraparte, señaló que ha vivido grandes satisfacciones, pues, además de los viajes, también, hace unos meses, pudo enfrentarse a una de las personas que más admiraba en este deporte, junto a Rey Mysterio Jr., siendo este último quien lo inspiró hasta en su primer personaje.

“Enfrentar a Último Dragón es uno de mis mayores placeres; cuando empecé en este proceso de ser luchador profesional, era una de las metas que yo tenía”, reveló. Por ello, se congratuló de estar disfrutando de los frutos de su cosecha, ya que en este proceso ha habido sacrificios: “A nosotros nos gustaban otras cosas, como salir con amigos e ir al cine, pero todo eso lo teníamos que dejar por venir a entrenar”.

Foto: Alejandro Velázquez

El Mago es uno de los pocos gladiadores que dominan los estilos más importantes sobre el ring, desde el clásico, aéreo, alto impacto hasta extremo, con los que, consideró, ha definido un estilo único.

“Me gusta mucho seguir reinventándome; el deathmatch ya casi no lo hago; a los otros les he encontrado cariño y trato, en mi estilo, de combinarlos para que se pueda ver algo diferente”, enunció.

Sobre la función con la que festejará sus 15 años como luchador, a celebrarse este 18 de noviembre en el Centro Deportivo y Cultural 11 de Julio, mencionó que reunió principalmente a figuras que admira y a otras que busca proyectar, dentro del corporativo Luchando Libre: “Armamos un cartel; estamos contentos con el resultado, ahora que se dé cita la gente”.

Asimismo, aseguró que compartir el platillo estelar con Súper Astro es otro gran aliciente en su festejo: “Teníamos muchas ganas de traerlo; ahora, en el festejo, es uno de los luchadores muy importantes en mi desarrollo”.

Finalmente, expresó que todavía tiene muchos desafíos por conquistar, así como tampoco descarta integrarse de lleno con Lucha Libre AAA Worldwide, con la que solo hizo un par de colaboraciones en eventos televisados, o con el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL). “Todavía hay metas importantes, como viajar a Inglaterra, que es uno de los lugares que también quisiera; consolidarme también aquí en una empresa importante de México”, cerró.

Foto: Alejandro Velázquez

PIDE EL MAGO SALIR DE ZONA DE CONFORT

El Mago aseguró que en Pachuca históricamente ha habido grandes referentes; sin embargo, pocos son los que se atreven a salir en busca de nuevas aventuras; por ello, invita a las nuevas generaciones a probar otros desafíos para que puedan crecer en este deporte. “Hay mucho potencial, solamente es eso, que se pongan las pilas para querer sobresalir, pero para poder abrirte tienes que voltear a ver a otros lados”

El Mago
El Mago

 

Alejandro Velázquez I Pachuca

Compartir:
Relacionados
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg
Más popular
¿Qué fue de Lorenzo Sáez, mítico goleador del Pachuca?
Por Redacción Criterio . 15 de febrero de 2024
Por alex . 15 de febrero de 2024
Por alex . 14 de febrero de 2024
Por Redacción Criterio . 22 de febrero de 2024

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad