Imagen: Bertha Alfaro
 · 
Hace 26 días

Los olvidados

Es tal el abandono, que ni siquiera hubo llamado de auxilio para declarar zona de emergencia a esta región por la falta de agua, así que hasta Tamocalito no llegarán las pipas de agua del plan hídrico del gobierno del estado.

Imagen: Los olvidados
Compartir:

Vivir en una comunidad de 300 habitantes y a más de siete horas de camino de la capital del estado es estar condenados al abandono.

En esas condiciones viven los habitantes de comunidades que están en la Huasteca muy al norte de Hidalgo, allá por los límites con Veracruz.

¿Conocen ustedes Tamocalito?

Seguramente ni idea tienen de que esa localidad aparezca en el mapa.

Pero sí aparece, ahí está, en lo más alejado de San Felipe Orizatlán y sus habitantes son los olvidados.

En esta pequeña localidad no hay agua entubada en todas las viviendas y los vecinos buscan, desesperadamente, en lo que eran pequeños manantiales, una gota de agua, pero estas fuentes de abastecimiento del pasado ya murieron.

Desde hace varios meses, en esta comunidad están padeciendo los estragos de la sequía.

Por la falta de lluvias, el río San Pedro, cercano a la comunidad y fuente principal donde los 300 vecinos iban a colectar agua para sus necesidades más elementales ya se secó y ahora en lugar de correr agua cristalina lo que queda del cauce solo lleva aguas residuales malolientes, color verde, altamente contaminadas, que no sirven para nada.

Por la falta de líquido, las parcelas están muriendo: maíz o algunas hortalizas perecieron en la tierra agrietada por la sequía.

En verdad es preocupante.

Nadie se acuerda de estas familias que en solitario tratan de resolver sus necesidades más apremiantes.

¡Qué curioso! Hace tan solo unos cuantos días, la euforia por las elecciones seguramente llevó a los candidatos, muy preocupados por el pueblo, a visitarlos para prometerles lo imposible de cumplir y lo más triste es que estos vecinos en su desesperación les creyeron, pero, como siempre ocurre, solo fueron promesas huecas, sin sustento, sin proyecto; vamos, sin intención de cumplir, aunque esos candidatos hayan recibido el voto y hayan obtenido el triunfo.

Así que una vez pasadas las elecciones, periodo en el que por cierto era peinadísimo hablar de acciones en favor de los ciudadanos, pues la veda electoral no se los permitía.

¿Y a quién chingados le importaba la veda electoral? Si lo urgente era que llegara agua para esta comunidad aislada, abandonada, olvidada.

Porque al no haber agua, las condiciones de salud son otro de los problemas.

Sin agua, no hay higiene; sin agua, no hay forma de hidratarse en estos calorones de más de 45 grados que se registran en esta región.

Sin agua, no hay forma de lavar las verduras ni los alimentos.

Es tal el abandono, que ni siquiera hubo llamado de auxilio para declarar zona de emergencia a esta región por la falta de agua, así que hasta Tamocalito no llegarán las pipas de agua del plan hídrico del gobierno del estado.

Así que, ante este valemadrismo, a los vecinos de estas comunidades solo les queda como último recurso rezarle a Dios para que les mande la lluvia que alivie sus necesidades, porque esperar ayuda de alguna autoridad está descartado.

A propósito de los mensajes de alerta que circulan en redes sociales con relación a la falta de agua y la sequía que azota a diferentes regiones del mundo incluido México e Hidalgo, hubo uno que en verdad me impactó y decía así:

“El ser humano no tiene dinero para abastecer de agua zonas áridas, pero sí tiene dinero para buscar agua en Marte. La pregunta es: ¿hay vida inteligente en la Tierra?”

Estoy segura de que no.

Espero sus comentarios.                    Fb:  bertha alfaro

Compartir:
Relacionados
Imagen: Indignante
Hace 12 días
Imagen: Los olvidados
Hace 26 días
Imagen: Nos va a cargar el payaso
Hace (1) meses
Imagen: ¡Ya ganamos!
Hace (1) meses

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad