Imagen: Bertha Alfaro
 · 
Hace (1) meses

Nos va a cargar el payaso

Con nostalgia los huastecos recuerdan que en el río se bañaban, lavaban la ropa, incluso lo utilizaban para actividades como lavar trastes e incluso para consumir y darle de beber a los animales. Hoy eso quedó en el olvido y del gran caudal de los ríos, solo quedan piedras y alguna maleza.

Imagen: Nos va a cargar el payaso
Compartir:

Cientos de voces se han levantado pidiendo, implorando, exigiendo que les ayuden a resolver el problema de la falta de agua y hasta ahora nadie los ha escuchado.
Es la Huasteca, donde las temperaturas en ocasiones han rebasado los 46 grados centígrados y en los que los caudales de los ríos, se han convertido en pequeños riachuelos, que apenas llevan algunos hilos de agua y que no resuelven la necesidad del líquido de cientos de familias.
Es tal la desesperación de las familias de municipios como Huejutla, Jaltocán, San Felipe Orizatlán, Yahualica y Atlapexco que los vecinos perforan en lo que queda del cauce del río, pequeños pozos artesanales para rescatar algunos litros de agua para sus necesidades básicas.
Con nostalgia los huastecos recuerdan que en el río se bañaban, lavaban la ropa, incluso lo utilizaban para actividades como lavar trastes e incluso para consumir y darle de beber a los animales. Hoy eso quedó en el olvido y del gran caudal de los ríos, solo quedan piedras y alguna maleza.
Así han transcurrido las famosas olas de calor, sin lluvias y sin autoridades que escuchen las voces de auxilio de los huastecos que recurrieron a los rezos para pedirle al Santo Patrono que llueva.
Llegaron los vecinos de la comunidad de Cuapaxtitla y con rezos, ofrendas, danzas y veladoras le rogaron a San José que les mandara un poco de lluvia para poder iniciar
la siembra.
Recordaron que justo por estas fechas comienza la siembra de cempasúchil, la flor que adorna los altares en Xantolo, siembra que por cierto en el año anterior tampoco se logró por la sequía que ya azota a Hidalgo por cuarto año.
Mujeres y hombres con fervor rezaban pidiendo al cielo que llueva mientras que comentaban que esta es la peor sequía que han vivido en los últimos 50 años.
En Jaltocán y en San Felipe Orizatlán la falta de lluvias ha provocado que los caudales de los ríos se debiliten, los peces estén muriendo y los pescadores ven que su única fuente de ingresos literalmente se seca, sin que nadie lo pueda detener.
Y la situación ya pasó de lo religioso a lo terrenal.
En Huejutla el titular de la Comisión de Agua Potable de Huejutla solicitó que las autoridades, decreten estado de emergencia en la región por la falta de agua, pero la burocracia lo impide y Protección Civil no da señales de querer moverse para agilizar el trámite y que haya solución para estos cientos de familia que en verdad la están pasando de la chingada por la escases de agua, total como a ellos no les falta en su casa, lo demás les vale madre.
Encabronados los vecinos de Huejutla comentaban que como ya se acabaron las campañas y solo escucharon promesas de los candidatos, de resolver el problema del agua, esperan que esas promesas se cumplan, aunque la verdad, ellos lo dudan.
La situación por la sequía poco a poco se va generalizando, ya sea en la zona Tepehua, en la Sierra, en el Valle del Mezquital y hasta en el centro y sur de Hidalgo, la sequía y la falta de lluvia está pegando fuerte a las fuentes de abastecimiento del líquido.
No hay día en que se manifiesten los ciudadanos por la falta de agua; cierran carreteras, bloquean avenidas, toman alcaldías y todos con el mismo tema, no hay agua.
Y así como el tema es recurrente, la indiferencia de los responsables del suministro de agua, también se ha vuelto recurrente y solo esperan que los manifestantes se cansen y se retiren, sin recibir respuesta.
Quizá lo más grave, es que esta sequía y esta escases no es nueva y conforme pase el tiempo, será todo un problema incluso de luchas entre pueblos para defender su agua y parece que a los encargados del agua o no les importa o esperan que San José haga su parte y mande las lluvias y calme los ánimos de los paisanos.
Ahora sí el destinó ya nos alcanzó y nos vamos a
chingar todos.
Espero sus comentarios. Fb. Bertha alfaro

Compartir:
Relacionados
Imagen: El ideal económico en Tula
Hace 1 días
Imagen: Tan lejos de llegar
Hace 1 días
Imagen: La Marcha del Orgullo. Todas las personas todos los derechos
Hace 11 días
Imagen: Cuando las democracias fallan, surge  el populismo
Hace 11 días

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad