fbpx
A criterio deColumnasMarco Moreno

Superando escollos


Las elecciones de este año para la renovación de las gobernaturas de los estados de México y Coahuila mostraban una senda sombría para la oposición que se encontraba lejos y llena de resquemores entre sí. Desorientada y enganchada a la narrativa presidencial antes que a los programas que representan.

Se especulaba sobre la posibilidad de la coalición, pero además se miraba que el Partido Verde se envalentonaba y parecía ir solo en el estado de México y en coalición con el PT en Coahuila, las rupturas de la coalición en torno a Morena empiezan a mostrar debilidades.

Aun parece que se va, aún parece que se lleva al Subsecretario de Seguridad Pública Federal, Ricardo Mejía Berdeja, quien aspiraba a la candidatura de Morena a la Gubernatura.

Las aguas turbias de la política mexicana que de pronto empiezan a tomar rumbo y sentido, al menos en la oposición o, al menos eso parece después del anuncio de la alianza en los dos estados que tendrán elección de gobernador.

Y si, sorpresivamente el PAN, el PRD y el PRI, lograron ponerse de acuerdo y superar las diferencias que enfrentaban por las decisiones del PRI y los amagos de su dirigente nacional.

Definieron al menos que van juntos, aun cuando falta saber cual será el método para elegir a su candidato en cada entidad.

Morena ha insistido en la importancia de mantener la alianza con el Verde y el PT, pero aun no logra convencer a sus aliados de cual es el papel real que les corresponde jugar en el proceso eleccionario.

El reclamo sostenido de los dos partidos parece poner sobre la mesa su utilización con fines electorales y, al final, condenados a desaparecer, al menos así lo dibuja la propia reforma aprobada en el congreso de la unión.

La oposición ya sabe con quién va, con Manolo Jiménez, priista que se ha desempeñado como secretario de desarrollo social y que apenas en esta semana presentó su renuncia para buscar la candidatura al gobierno del estado de Coahuila.

En el caso del Estado de México, las decisiones aun no se han dado sobre a quien postular, cada uno de los partidos tiene su aspirante y cada uno de ellos deberá pensar si ceder el espacio que ha cultivado vale la pena.

Por eso lo van a hacer oficial apenas y tampoco han definido la forma de elegir a su candidato, han dado el primer paso, construir la alianza, ahora deben dar el siguiente que es garantizar la unidad al interior de cada partido y evitar que se fracturen, porque sería en detrimento de la propia alianza.

Y el Partido Verde, en el caso del Edomex, se queda en la coalición, al menos así lo hizo saber Mario Delgado quien aseguró que “prácticamente tenemos concluida la negociación de la alianza con el Partido del Trabajo y con el Partido Verde”. 

El dirigente de morena dijo “esperamos anunciarla en esta misma semana que se vence el plazo e iremos de manera conjunta con estos partidos como lo hemos hecho en varios estados”.

Los escollos se están superando y el escenario electoral se empieza a mirar de manera más afinada, pero, falta algo, en el caso de las elecciones locales de este año, hay un actor que se ha ido formando de manera sencilla, voz a voz, reunión a reunión. Ha crecido en medio de las redes sociales y las comunidades.

Los ciudadanos, los de la marea rosa, los que se enfilaron en una megamarcha aquel 13 de noviembre del año anterior y frenaron los cambios constitucionales que el gobierno federal enderezaba contra el INE.

El mismo que ahora está promoviendo que muchos ciudadanos de las entidades en juego se registren como observadores electorales, que sean capaces de documentar los hechos ocurridos en el transcurso de los procesos electorales.

Ahora mismo, en un intercambio incesante en redes sociales, hay conferencias, cursos de observación electoral, asesoramientos para inscribirlos. Denuncias constantes de cómo actúan los unos y los otros en esta rebatinga por el poder.

Un grupo que nadie debería desestimar; un grupo que descarriló una decisión presidencia es un grupo que puede apabullar fácilmente a quienes pretendan pasar por encima de la voluntad popular.

 

 

Mira las columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button