La confianza y su relación con la democracia
 
Hace (13) meses
 · 
Guillermo Corrales
Compartir:

Hay temas que están íntimamente involucrados en la vida política y especialmente en la vida pública de un país, así la democracia no se puede entender sin una sólida confianza, y esta confianza nace a partir de la imparcialidad en la que se desarrollen los procesos a través de los cuales se ejerce el poder en todos los niveles, desde todas las esferas.

Por tanto, la confianza es especialmente importante en el contexto de los procesos electorales, a través de los cuales, la ciudadanía deposita su confianza en la manera en que se organizan y especialmente en las instituciones encargadas de llevarlos a cabo con técnica y profesionalismo.

Por eso, la confianza es esencial para que las personas participen activamente en la organización, desarrollo y vigilancia de los comicios. Si no confían en que su voto se contará de manera justa y precisa no participarán, así de implacable es el juicio social y esto puede tener consecuencias graves para la democracia, ya que puede llevar a una falta de legitimidad en los gobiernos que se eligen.

La confianza también permite fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas en los procesos electorales, si la ciudadanía no confía en que los procesos son transparentes y profesionales y que los resultados reflejan la voluntad de la mayoría, es probable que cuestionar la validez de los resultados siga siendo una práctica recurrente en nuestro sistema electoral, a pesar, en muchos casos de importantes diferencias de votos entre los dos primeros lugares.

Por último, es fundamental para la estabilidad política y social de un país contar con instituciones fuertes, sólidas y profesionales que generen esta confianza ciudadana. Si no se confía en el proceso electoral y en sus instituciones puede generar además de poca participación y falta de legitimidad para ejercer la autoridad, descontento social, un permanente peligro para la democracia.

A partir de estas premisas es como debemos atesorar y recordar que las autoridades electorales, especialmente el Instituto Nacional Electoral (INE) son de las instituciones de carácter civil del Estado Mexicano que más confianza generan en la sociedad, lo que ha permitido que esta nueva generación de mexicanas y mexicanos mayores de edad tengan normalizado el ejercicio democrático como la vía para poner y quitar gobernantes dentro de una paz social robusta. 

Son las instituciones y no las personas las que siempre prevalecen y vaya que el siglo XX nos dio ejemplos de ello en México y en el mundo; por eso, en estos tiempos de incertidumbre democrática, seamos resilientes y tengamos confianza en las instituciones impartidoras de justicia que se han visto fortalecidas a través de las últimas 3 décadas gracias al propio ejercicio democrático.

La democracia permitió la creación de instituciones autónomas, fuertes y defensoras de la Constitución; ahora es el momento histórico para que una de esas mismas instituciones, rescate de la incertidumbre a la democracia misma.

Compartir:
Etiquetas:
Relacionados
title
Hace 1 hora
title
Hace 1 hora
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg
Más popular
Política actual impide el desarrollo: Marivel Solís
Por Gerardo Ávila . 24 de mayo de 2016
Por Gerardo Ávila . 9 de agosto de 2017
Por Federico Escamilla . 12 de febrero de 2018
Por Gerardo Ávila . 30 de noviembre de 2015

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad