fbpx
RegionesTula

Acusan deudos de la explosión en Tlahuelilpan engaño de una empresa

Explicaron que se inició y solo se colocaron los cimientos


Familiares de los 137 fallecidos en la explosión de un ducto de Pemex, en San Primitivo, Tlahuelilpan, señalaron que fueron timados por la empresa Sicconcretos, la cual, en febrero de este año, se presentó en la zona cero para ofrecer construir una casa de oración, lo cual no ha cumplido.

Los inconformes, quienes prefirieron omitir sus identidades por temor a represalias por parte de la firma, manifestaron que la obra se llevaría a cabo a cambio de que los deudos les permitieran realizar trabajos de recubrimiento por el ducto Tuxpan–Tula, a la altura del kilómetro 226, correspondiente a la zona del siniestro.

Explicaron que se inició y solo se colocaron los cimientos, por lo que acusaron que, tan pronto terminaron con las labores para las que fueron contratados por Pemex, se retiraron del lugar, sin que se les volviera a ver y sin cumplir con la edificación en honor de las víctimas de la explosión.

Por esta razón, lamentaron que “les vieron la cara, como todos los que han abusado de la confianza, incluidas las autoridades”, a quienes también reprocharon su falta de apoyo para construir el memorial.

Detenida edificación memorial zona cero explosión Tlahuelilpan
Foto: Miguel Mrtínez

Responsabilizaron del incumplimiento a César y Nabor Amador, propietarios de Sicconcretos, a quienes acusaron de que el 29 de abril firmaron un compromiso y aún así desaparecieron.

Añadieron que han buscado a los dueños de la constructora, pero estos ya no les responden las llamadas y no han podido localizarlos en ninguno de los domicilios fiscales que les proporcionaron.

Un comité también ha buscado el apoyo de la Iglesia católica para edificar la casa de oración.

Miguel Ángel Martínez | Tlahuelilpan

También te puede interesar Edil de Tlaxcoapan niega que patrulla se haya abastecido huachicol

Luego de que el martes pasado se difundiera una fotografía de un elemento de la Policía de Tlaxcoapan cargando el tanque de una patrulla de la Dirección de Seguridad Pública local con presunto huachicol, el alcalde Jaime Pérez Suárez negó que sea verídico que las unidades de la corporación se abastezcan con hidrocarburo robado a Pemex.

Noticias relacionadas

Back to top button