fbpx
GlobalNoticias

El cambio climático afecta ya a una mayoría de la población mundial: estudio

Los impactos están menos documentados en los países pobres.


Los efectos del cambio climático podrían impactar ya al 85% de la población mundial, según un análisis de decenas de miles de estudios, publicado este lunes.

Un equipo de investigadores analizó cerca de 100.000 estudios publicados entre 1951 y 2018, relativos al calentamiento del clima, con la ayuda de sistemas informáticos.

“Tenemos pruebas demoledoras de que el cambio climático afecta a todos los continentes, a todos los sistemas” dijo a la AFP el autor del estudio, Max Callaghan.

Callaghan y los investigadores del Instituto Mercator, basado en Berlín, establecieron un mapa del globo y cartografiaron los impactos del cambio climático.

Inundaciones en Europa occidental, incendios forestales en el Mediterráneo, huracán devastador en Estados Unidos son algunas de las catástrofes recientes que, como alertó a mediados de septiembre el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, son "imposibles sin el cambio climático provocado por el ser humano". Es arriesgado atribuir este tipo de fenómenos exclusivamente al calentamiento global pero su recrudecimiento va en la línea de las tendencias esperadas por los expertos. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el número de catástrofes se multiplicó por 5 en 50 años, con algunos ejemplos de estos últimos meses. RÉCORD DE MACROINCENDIOS: Siberia, el oeste de Norteamérica, las costas del Mediterráneo (con 90 muertos en Argelia) han conocido estos pasados meses frecuentes incendios violentos, que dieron como resultado emisiones récord de CO2 en julio y en agosto, según el Observatorio de la Tierra, Copernicus. Este servicio europeo apunta como causa de los incendios a los efectos del calentamiento global: más calor y condiciones más secas que aumentan el riesgo de incendios y de quema de vegetación. Incluso en Siberia se han observado "fuegos zombis", en hibernación de un año para otro bajo un suelo que ya no se congela lo suficiente. El grupo de investigadores World Weather Attribution (WWA, especializado en estudios "de atribución" de eventos al cambio climático) afirmó que la probabilidad de que haya violentas temporadas de incendios como los que sufre Australia aumentaron un 30% desde 1900 por el calentamiento global. AÑOS MÁS CÁLIDOS: A finales de junio, Canadá y el oeste de Estados Unidos vivieron bajo una sofocante "cúpula de calor" que dejó decenas de muertos. Un episodio que además favorece el inicio de incendios forestales y es "casi imposible" sin el cambio climático, según la WWA. En 2019, este grupo de investigadores calculó que el calentamiento global añadió 3 ºC a la ola de calor que sufrió Europa en julio de ese año. En el mundo, los años más cálidos jamás registrados se dieron desde 2015. INUNDACIONES MORTALES: Alemania y Bélgica sufrieron en julio unas inundaciones que dejaron 200 muertos y miles de millones de euros en daños. Un episodio que, para la WWA, el cambio climático hizo un 20 a 900% más probable. Además, se dio un 19% más de precipitaciones. El aumento de la temperatura en la atmósfera incrementa automáticamente la humedad que puede contener. HURACANES Y MONZONES DEVASTADORES: Aunque no se ha establecido todavía la influencia del calentamiento global en el origen de las tormentas tropicales, el aumento del calor del agua del mar les proporciona un "carburante" que agrava su fuerza. Los restos del huracán Ida, que subieron por la costa este de los Estados Unidos, hasta la región de Nueva York, dejaron 47 muertos y el metro inundado. En total, se cree que los daños económicos podrían ser mayores a los del Katrina, en 2005, según la OMM, que es considerado hasta ahora como el huracán más costoso de la historia: 163.000 millones de dólares de desperfectos. Según un estudio, el cambio climático provocó que el huracán Harvey, que golpeó Texas en 2017 y es el segundo más costoso (más de 95.000 millones de dólares en desperfectos), tuviera 3,5 veces más de probabilidades de tener la fuerza que tuvo. Sin embargo, es en los países pobres donde estos fenómenos suelen ser más mortíferos. La WWA considera que las inundaciones devastadoras en Bangladés durante el monzón de 2017 tenían hasta dos veces más de probabilidades de producirse por el cambio climático. Un factor que seguirá subiendo si no se hace nada. HAMBRE Y SED COMO CONSECUENCIA: Varios años seguidos de sequía llevaron a Madagascar a una hambruna que recordó a una "película de horror", y llevó a la gente a comer barro, según denunciaron en junio varias agencias humanitarias de la ONU. Una crisis que según estas agencias se debe al calentamiento. En 2018, los 3,7 millones de habitantes de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, estuvieron a punto de vivir un "día cero" sin agua corriente. En el este de África, las variaciones climáticas extremas favorecieron la plaga de langosta del desierto, destrozando cultivos y poniendo en riesgo la vida de millones de personas. HELADAS QUE SALEN CARAS: A principios de abril de 2021, dos de los viñedos más famosos de Francia, el Borgoña y el Champán, se vieron afectados por varios días de intensas heladas, en un momento muy tardío del año. Los profesionales del sector hablan de más de dos mil millones de euros (más de 2.300 millones de dólares) de pérdidas. Para WWA, el cambio climático aumenta hasta un 60% la posibilidad de que se produzca un evento de este tipo en el momento de la floración
Los desastres naturales han tenido gran impacto. Foto: Agencia Reforma

De ello resulta que el 80% de la Tierra, que alberga el 85% de la población mundial, se ve afectado por estudios que prevén modificaciones de temperatura y precipitaciones vinculadas al calentamiento global.

Pero los impactos están menos documentados en los países pobres. Las tendencias en las precipitaciones y temperaturas en África podrían estar vinculadas al cambio climático, “pero no tenemos muchos estudios que documenten las consecuencias de estas tendencias”, explica Max Callaghan, que ve en ello un “ángulo muerto en nuestros conocimientos sobre los impactos”.

La investigación sobre el cambio climático ha aumentado de forma exponencial en los últimos años, con cerca de 1.500 estudios publicados entre 1951 y 1990, contra 75.000 a 85.000 en el curso de los últimos cinco años.

ParisFrancia | AFP

También te puede interesar Por trabajos sobre cambio climático, dan a tres expertos el Nobel de Física

El Nobel de Física 2021 fue concedido este martes a dos expertos en la modelización física del cambio climático, el japonés-estadounidense Syukuro Manabe y el alemán Klaus Hasselmann, así como al teórico italiano Giorgio Parisi, experto en el desorden en los sistemas complejos.

Es la primera vez desde 1995, cuando el Nobel de Química reconoció las investigaciones sobre el agujero en la capa de ozono, que un Nobel científico premia trabajos directamente relacionados con el cambio climático, pero en un contexto de emergencia completamente diferente.

Los expertos en meteorología Syukuro Manabe, nacido en Japón hace 90 años pero residente en Princeton, Estados Unidos, y Klaus Hasselmann, de 89 años, fueron distinguidos con la mitad del premio por “la modelización física del clima de la Tierra y por haber cuantificado la variabilidad y predicho de forma fiable el cambio climático”, indicó el jurado.

Noticias relacionadas

Back to top button