fbpx
La CopaNFL

Despedida anticipada


La defensiva de los Acereros aguantó por un cuarto la esperanza de prolongar el retiro de Ben Roethlisberger… y luego colapsó.

Pittsburgh sucumbió 42-21 ante los Jefes de Kansas City, que avanzaron a la Ronda Divisional y pasarán a la historia como el último equipo que enfrentó al Big Ben, cuyo retiro es inminente.

Los Acereros pudieron secar a la ofensiva comandada por Patrick Mahomes durante los primeros 15 minutos, e incluso se fueron al frente con un pick six de Devin Bush.

Pero la ofensiva de Pittsburgh no pudo carburar, a pesar de los intentos de Roethlisberger por organizar un ataque rápido, corto y eficaz, algo que lo caracterizó en la última etapa de su carrera. El Big Ben, cuyo contrato finaliza este año, fue el quarterback que más rápido se deshizo del balón, estrategia que le sirvió de poco anoche ante una defensiva de Kansas que leyó a la perfección sus intenciones.

Con poca productividad ofensiva, Pittsburgh pasó la mayor parte del tiempo en el emparrillado, tratando de detener a Mahomes. Finalmente, el Jefe de Jefes aprovechó el cansancio de sus rivales y no se contuvo.

Mahomes lanzó cinco touchdowns, todos en menos de 10 minutos, y terminó con 404 yardas para darle a los Chiefs el pase a la siguiente ronda, donde enfrentarán a los Bills de Búfalo.

La llama de Roethlisberger se apagó poco a poco con cada anotación de Kansas, hasta que finalmente comandó su última serie ofensiva en la NFL hasta agotar el reloj.

El pase de la victoria a Santonio Holmes en el Superbowl XLIII, la tacleada providencial ante los Potros en los Playoffs de 2005 y dos anillos de campeón: ejemplos del enorme legado que deja Roethlisberger en Pittsburgh y la NFL.

 

Staff I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button