fbpx
Fin de Semana

El arte, a domicilio con el movimiento No Vivimos del Aplauso

El beneficio es doble, pues acerca  la cultura a la niñez y al mismo tiempo da una posibilidad económica a los artistas participantes

Con la finalidad de acercar el arte a los niños de Pachuca, el movimiento No Vivimos del Aplauso realiza el festival cultural escénico Arte a Domicilio por diferentes colonias y barrios, con todas las medidas sanitarias para evitar contagios de Covid-19.

En entrevista para FDS, Harumi Idalid Macías López, directora de Reloj de Escena, indicó que el beneficio es doble, pues acerca  la cultura a la niñez y al mismo tiempo da una posibilidad económica a los artistas participantes. Estas actividades, que cuentan con el apoyo de la Secretaría de Cultura para su realización, llegarán a seis colonias: Santa Gertrudis, Aquiles, Plutarco, Palmar, Cubitos y Juan C. Doria.

“Queremos llevar a los niños la posibilidad de entretenerse con un mensaje de esperanza y paz, de acuerdo con las circunstancias que estamos viviendo. Pues sí hay una parte de la angustia de estar siempre con el mismo tema (la pandemia)”, indicó Harumi.

Los eventos tienen la premisa de compartir con responsabilidad, es por eso que los actores acuden a los espacios públicos. En el caso de los condominios, los niños y su familia pueden ver la obra de teatro desde la ventana de su hogar.

Para la presentación que se realiza en la cancha de Santa Gertrudis hay un protocolo de espacios entre el público; a través de marcas en el piso; además, con el apoyo de Cultura Pachuca, repartirán sanitizante y cubreboca.

Macías López indicó que esta iniciativa pretende, además, descentralizar los eventos culturales que normalmente suceden en las plazas principales, como Juárez e Independencia, o en los teatros. “Llegar a las colonias implica que los niños valoren su casa, colonia y barrio y mirar a través del arte”.

El titular de Cultura, Olaf Hernández, indicó que uno de los objetivos es promover la reactivación cultural en el espacio público, permitiendo la sana distancia, para asegurar el derecho a la cultura de la población infantil.

Sara Elizondo I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button