· 
Hace (1) meses
Nos estamos quedando sin agua

En las últimas semanas, Hidalgo ha sido nota nacional ante el desabasto de agua que permea en distintas presas y afluentes de la entidad.

Compartir:

En las últimas semanas, Hidalgo ha sido nota nacional ante el desabasto de agua que permea en distintas presas y afluentes de la entidad.

En televisión nacional, se ha advertido del desecamiento de la laguna de Tecocomulco, ubicada en la región de Tulancingo. Las crónicas visuales detallan que unas 30 lanchas han quedado varadas en un terreno agreste que otrora fuera cubierto por cientos de litros de agua.

En Criterio también hemos narrado y dado cuenta del desecamiento de diversos cuerpos de agua desde 2020, hemos advertido de ello y cómo la gente que vive de las lagunas de este estado batallan para ganarse el día a día.

En febrero de 2020, el periodista Emmanuel Rincón publicó en este medio una crónica sobre cómo se ha ido secando la laguna de Metztitlán. Las imágenes del fotoperiodista Óscar Sánchez eran desoladoras: la tierra que debía estar húmeda lucía completamente seca, agrietada, como sedienta, como pidiendo agua a gritos; los cadáveres de los peces habían quedado atorados entre las grietas y el sol los fue secando poco a poco hasta descomponerlos: un verdadero escenario de muerte.

Tres años después, Luis Godínez, reportero de Criterio, también documentó lo anterior: el paisaje no cambió en ese lapso y seguía luciendo un espacio desolador.

Previo a la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), en Hidalgo comenzó faltar el agua; las teorías eran que se estaban llevando el líquido de esta zona para surtir el capricho del presidente, aun cuando tiene casi enfrente la Laguna de Zumpango, desecada y convertida en un vertedero de aguas negras.

En pleno periodo de campañas electorales, una de las demandas más repetidas por la ciudadanía es la falta de agua: que si cae con poca presión, que si falta, que si la abastecen por tandeo. Y por ahí, una voz maquiavélica desde Palacio Nacional amaga con llevar agua desde el Valle del Mezquital para la capital del país.

El gobierno estatal prometió la perforación de diversos pozos para suministrar a la zona metropolitana de Pachuca, obra que se mantiene en atraso; sin embargo, apenas ayer anunció que el ubicado en Juan C. Doria había sido puesto en operación la tarde del lunes y que serviría para abastecer a 18 colonias con una capacidad de extracción de 30 litros por segundo.

Ello significa que, al día, se sacarán de esa fuente de abasto 43 mil 200 litros de agua, que se deberán distribuir entre 18 colonias. Sin duda, un volumen aún muy bajo para los habitantes de casi 20 colonias de Pachuca.

Aunque no es el único pozo que se perforará, se necesitan acciones urgentes para suministrar el líquido a una ciudad que cada vez se amplía más a lo largo, a lo ancho, al norte y al sur.

Nos estamos quedando sin agua, de eso no hay duda, pero también nos corresponde a la ciudadanía tomar acciones. Aún se ve a las personas regar las plantas a chorro de manguera en pleno mediodía, lavar carros con el mismo artefacto y, lo peor, fugas que no son reportadas.

Si lo que los medios de comunicación advertimos no hace efecto, entonces llegará el día que nos quedemos sin agua. Ese día, aunque parezca lejano, está más cerca que nunca.

 

SU CINTO: Este sábado arrancan las campañas por las alcaldías. Muchos se quedaron en el camino, con las ganas, y sacaron su verdadera piel: esa que cambia de colores cuando el berrinche es enorme. Ahora falta ver con qué propuestas salen los candidatos; en especial aquellos que van por su cuarta o tercera vez al frente de un ayuntamiento. Seguro plantearán que corregirán lo que ellos, en su momento, no pudieron hacer. A ver si no se muerden la lengua.

Compartir:
Relacionados
title
Hace 32 minutos
title
Hace 21 horas
title
Hace 1 días
title
Hace 4 días

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad