México y el destino de Trump

Siempre controversial y arriesgado, gran negociador y empresario, hoy está mostrándole al mundo que sabe hacer política y ejercer el poder. Me refiero al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. A muchos su estilo de gobernar y de trabajar no les agrada y para los mexicanos su llegada a la Casa Blanca fue presagio de que las cosas no iban a marchar correctamente.

Esta semana, independientemente de si están bien o no los términos en los que se firmó el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (TMEC), los reflectores voltearon nuevamente hacia él. Para nuestro país el que pueda contarse ya con la aprobación de los congresos antes de que termine este año va a ser una bocanada de aire fresco para la economía.

Muchas inversiones extranjeras estaban en pausa por la falta de claridad en este importante acuerdo. Algunas empresas internacionales que están invirtiendo millones de dólares en nuestro territorio también estarán satisfechas y financieramente tranquilas ya que el poder producir aquí y exportar a los Estados Unidos es una gran ventaja y como ejemplo tenemos a las armadoras de automóviles, una de las industrias más importantes en nuestra economía.

Otro sector es el del acero que, con este anuncio, podrá seguir exportando a nuestros vecinos. Y así muchos otros grandes y pequeños productores y empresarios que habrán de continuar con sus negocios. Para Estados Unidos también resulta una buena noticia y no es casualidad que se hayan podido poner de acuerdo los republicanos y demócratas en el Congreso para su aprobación.

A tan solo 325 días de la elección presidencial norteamericana, nadie quiere quedarse fuera y mucho menos tomar una decisión que afecte su economía. Obviamente tanto el presidente como la figura de Nancy Pelosi, líder demócrata del Congreso, quieren hacer suyo este acuerdo y que gracias a ellos se pudo firmar. Lo anterior derivado a los intereses económicos que existen en varios estados de la Unión Americana porque ya se diera la firma del mismo.

Trump, en próximas fechas, hará hasta lo imposible para mantenerse en la silla presidencial y esto incluye lo que ya anunció, que es un acuerdo comercial con China. De lograr esto, su país verá claramente los resultados en su economía y seguramente se reflejará en los indicadores macroeconómicos. La estrategia que ha utilizado Trump le está dando resultados, y todo parecería que lo tiene muy bien calculado para llegar en su mejor momento a la elección del 2020.

Estamos viendo a un presidente Trump dominar el escenario mundial y sobre todo a un presidente que está haciendo de la política un arma muy fuerte. No es casualidad que felicite al gobierno federal mexicano y al presidente a cada rato, como tampoco lo son los tiempos en que se dan ciertas detenciones ni que Evo Morales se haya ido de nuestro país sin decir adiós, todo sucede bajo un buen andamiaje político.

A estas fechas es muy difícil predecir quién ganará la elección de 2020, lo que queda muy claro es que el presidente de México hace bien en mantener abiertos los canales de comunicación, de entendimiento y cooperación con Trump. Veremos si el 2020 ya con el TMEC aprobado y el fin de la guerra comercial entre China y Estados Unidos nos va económicamente mejor que este año. Habrá que estar muy atentos a que sigue en la estrategia de Trump y hasta dónde su relación con nuestro país lo puede ayudar a reelegirse, ya sea por atacar el tema de la migración y su famoso muro o por las buenas noticias como el TMEC. Quedan muchos meses y demasiados discursos por venir, veamos qué sigue y esperemos que sea más una agenda positiva que negativa hacia nuestra nación.

Te puede interesar:

Piden desramar árboles por riesgo para habitantes

Marybell Parada Santos, habitante de la colonia Capitán Antonio Reyes Cabrera, en Huejutla, pidió a …