fbpx
Aunard de la RochaColumnas

¿Cuántos de ustedes han manejado un auto eléctrico?

Conforme avanza el tiempo nos acercamos cada día más a la posibilidad de que la población pueda adquirir uno de estos vehículos. En las últimas semanas se han dado acontecimientos que nos indican que la industria automotriz dará un vuelco a esta tecnología.

Recientemente el Gobierno alemán anunció 5.9 billones de euros para incentivar a las plantas armadoras para fortalecer su producción, lo anterior derivado de las afectaciones ocasionadas por el Covid-19, y a su vez parte de ese dinero será utilizado para dar bonos a la gente para que compren autos eléctricos. El reto es sumamente importante para la industria local, ya que las marcas alemanas como Volkswagen, BMW y Daimler juntas no valen financieramente, lo que actualmente vale la empresa de Tesla. Empresa que también está desarrollando una planta en este país. Dicha planta denominada Gigafactory Berlin-Brandemburg será la armadora de autos eléctricos más grande en el mundo.

Al anuncio alemán habría que sumarle que el pasado 16 de noviembre el índice de la bolsa de valores, Standard & Poor’s 500, comunicó que el próximo 21 de diciembre Tesla Inc. formará parte del mismo, lo que pone a esta empresa en un umbral financiero que seguramente garantizará el futuro y buenos resultados de la misma, sobre todo después de todas las especulaciones en torno a su fundador Elon Musk y a las controversiales decisiones que ha tomado así como la incertidumbre que se había generado en torno a si era posible que cumpliera con los objetivos de producción y ventas de autos eléctricos que propuso.

Toda esta revolución tecnológica que estamos viviendo se alinea con los objetivos de algunos Estados de la Unión Americana y países europeos de prohibir las ventas de autos de combustión para el 2030, entre ellos por supuesto Alemania. Muchas otras naciones, consideran esta propuesta viable para el 2050, aunque con los avances mostrados seguramente estos tiempos se acortaran. Si vemos las estadísticas mundiales de las ventas de este tipo de transporte, observamos que en 2012 se adquirieron 1.26 millones de unidades, para 2019 el número creció a 2.17 millones y se prevé que en el 2020 a pesar del entorno económico las ventas superen los 2.3 millones. El principal mercado en años anteriores ha sido China y se espera que, con los estímulos del gobierno, Alemania se convierta en 2020 en uno de los principales mercados. En el caso de nuestros vecinos del norte, en 2019 se vendieron 245 mil automóviles eléctricos, ocupando Tesla el primer lugar en ventas con el 80% del total de unidades vendidas.

En México las ventas apenas comienzan a darse en vehículos totalmente eléctricos, vendiéndose en el 2018, 201 autos y el año pasado 305. Parecen números pequeños, pero no pasarán muchos años para que veamos un salto en esta estadística. Cada día existen más opciones en nuestro mercado, empresas como Renault, Jac, Nissan, Chevrolet, Tesla, BMW, Audi , Mercedes y Porshe tienen a la venta automóviles con un precio que comienza desde los 343 mil pesos. Llama la atención que actualmente existe una empresa mexicana que se está abriendo mercado en este segmento y es Zacua, quien ya vende sus vehículos en nuestro país y habrá que estar atentos a su crecimiento, así como ver que otras empresas deciden incursionar en este gran mercado.

No falta mucho para que en México se de este gran paso y conforme pasen los años, veremos más centros de carga esperando que en un futuro no muy lejano también se otorguen incentivos para la adquisición de este tipo de vehículos. La industria automotriz pisará el acelerador a fondo para producir y comercializar autos eléctricos, con la esperanza de que pronto todos podamos pisar el acelerador sin tener que contaminar el medio ambiente.

Noticias relacionadas

Back to top button