fbpx
MultimediaSonoroTicketVideos

Vive Yoko Ono postrada a sus 87 años


Mientras hace unos días, Ringo Starr y Paul McCartney, exintegrante de Los Beatles, celebraban con música los 80 años del primero, Yoko Ono, la expareja de John Lennon y a quien siempre se le ha culpado de la ruptura del cuarteto de Liverpool, vive postrada a sus 87 años.

La enfermedad que la mantiene en una silla de ruedas sigue siendo un misterio, pero ha llevado a la reconocida artista a mantener una vida limitada de la que requiere atención las 24 horas del días debido a su reducida movilidad.

Después de su última aparición pública en 2017, cuando la Asociación Nacional de Editores de Música entregó Ono su premio Centennial Song que la reconocía como coautora de Imagine, son pocas las fotos que retratan a la viuda de Lennon, incluyendo una marcha de mujeres en Columbus Circle el año pasado y en una conmemoración de Lennon en Liverpool en mayo de 2018.

Según apuntan algunas fuentes cercanas a la artista, apenas sale de su extenso apartamento situado en el mítico edificio Dakota de Nueva York, se desplaza en silla de ruedas y, cuando es necesario, camina con gran dificultad ayudándose de un bastón, un andador o su inseparable hijo Sean.

Sin embargo, su delicado estado de salud no le impide continuar al frente de su ingente patrimonio y organizando su millonaria fortuna.
Según publicó hace unos días The New York Post, Ono ha vendido algunos activos inmobiliarios a lo largo de los últimos años.

“Definitivamente se ha ralentizado, como cualquiera a esa edad”, aseguró al diario Elliot Mintz, un amigo cercano a la familia que conoce a Ono desde hace 50 años. “Pero ella es tan ingeniosa como lo fue entonces”.

Según Mintz, la artista está ahora muy cerca de Kyoko, nacida de su anterior matrimonio con el productor de cine Anthony Cox, así como de Sean, el hijo que tuvo junto al ex beatle.

“Sean es su mejor amigo. Cenan dos o tres veces juntos a la semana y, ocasionalmente, trae a su madre como estrella invitada en su banda”, dice Mintz.

Además de convertirse en una reputada artista de vanguardia que llegó a inaugurar varias colecciones en el MoMa de Nueva York, también es una prodigiosa inversionista en bienes raíces que, desde su matrimonio con Lennon en 1969, comenzó a acumular un pequeño imperio de propiedades que abarcaban la ciudad de Nueva York, el valle de Hudson, los Hamptons, Palm Beach, Irlanda e Inglaterra. También ha recopilado una considerable colección de arte que incluye obras de su viejo amigo Andy Warhol.

De acuerdo con The Post, cuenta con una fortuna de unos 700 millones de dólares. Todavía posee propiedades multimillonarias en Manhattan y varios terrenos en Delaware, según muestran los registros públicos.

Retirada de la vida pública, Yoko Ono sigue colaborando con las numerosas organizaciones benéficas a las que ayuda económicamente desde hace años. Su solidaridad llegó de la mano de John Lennon, pero ella ha continuado su legado.

Al comienzo de la pandemia por el coronavirus donó 250 mil dólares al Montefiore Medical Center en El Bronx, para apoyar a los trabajadores de la salud que se enfrentaban a la enfermedad desde la primera línea.

También ha apoyado recientemente a un gran número de músicos con los que trabajó en el pasado y que están pasando tiempos difíciles.

 

Staff I Agencia Reforma

 

También te puede interesar Inyecta Metallica dólares contra el coronavirus

Noticias relacionadas

Back to top button