Un sueño en tonos ocres

Visitar este destino es equiparable a adentrarse en un cuento fantástico. Este municipio de Quebec posee un parque nacional que alberga la que en sus orígenes se conocía como Montaña de los Espíritus y un resort con aire europeo lleno de magia.

Ya sea para esquiar en invierno, mirar el bello follaje de otoño o sumergirte en el lago en verano, se perfila como uno de los destinos que estarán cada vez más en boga, considera Alexandre Caron, director de ventas.

“Ofrecemos una experiencia de montaña todo el año. Somos el parque de juego de la gente de Montreal porque estamos a 90 minutos en auto o está nuestro aeropuerto (con vuelos nacionales) que es más sexy que los habituales: una casa de madera casi familiar”.

Para él, este destino es idóneo para los mexicanos porque el jetlag no es intenso (es solo una hora más que en Ciudad de México), es más barato que otros centros de esquí, el uso de español es común, no se requiere visa y, sobre todo, tiene una belleza natural única.

Caminar entre las calles peatonales del resort te transporta a una villa europea con casitas de colores, pasillos enigmáticos y todo tipo de alternativas para comer, beber, hacer shopping y realizar variedad de actividades.

Acceder a las tendencias de moda de marcas locales, probar el tradicional poutine o unas palomitas con maple, diseñar tu propia camiseta como souvenir o llevar a los niños al eurobungee son solo algunas de las opciones accesibles en la villa.

Pero, sobre todo, está el atractivo ecológico: un lago al que se puede llegar caminando, un parque nacional protegido y una montaña en cuya cima se logran las fotos más bellas y, según la temporada, se practica senderismo o esquí en 102 pistas.

Al subir al monte en una de las góndolas que salen desde la villa se aprecia la belleza a distancia: en otoño, por ejemplo, dominan los colores rojo, ocre, verde y demás tonos de los arces, abedules, abetos y otras especies de árboles.

Además, está la opción de lanzarse en la tirolesa, cuenta Monique Richard López, encargada de mercadotecnia de Ziptrek Ecotours.

“Me gusta pensar que Mont Tremblant es un tipo Disneylandia con sus restaurantes, tiendas y, también, con una atracción adrenalínica: la tirolesa, que es una de las cinco más largas de Quebec y en la que alcanzas hasta 100 kilómetros por hora”, dice.

Caron agrega que para Semana Santa ofrecerán una promoción especial para los mexicanos: el esquí será gratis para los niños. Y en esa temporada habrá, además, la posibilidad de patinar sobre hielo y practicar senderismo con raquetas.

Esta aventura propia de una historia fantástica se complementa con otras atracciones como un show de luces y sonido llamado Tonga Lumina, un spa con estilo escandinavo, vuelos en helicóptero y un casino fuera de lo común.

 

Andrea Rodríguez I Agencia Reforma

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Te puede interesar:

Un hotel para la paz

John Lennon y Yoko Ono pasaron una semana en pijamas en una suite del hotel …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget