fbpx
SonoroTicket

Sencillamente desastroso; el nuevo material de Lily Allen


Un desastre comercial es lo que cree Lily Allen que será No Shame, su más reciente álbum en el que aborda la maternidad, las adicciones y el divorcio.

En la más reciente portada de la revista Paper Magazine, la cantante abre su corazón y habla de los problemas que la aquejan, como lo difícil que ha sido compaginar su maternidad con la música.

“No había encontrado la manera de equilibrar siendo madre y músico. Realmente tuve problemas con las giras. También fue estar lejos de mis hijos físicamente, y estar en ese ambiente de gira, mezclado con el alcohol y las resacas. Despertarse en un autobús en Wisconsin habiendo perdido cinco FaceTimes de mis hijos. Ahí fue donde entró el alcohol. Al principio, necesitaba un trago para subir al escenario, y luego necesitaba un trago para ir a dormir”, cuenta.

En la charla con la publicación, Allen afirma que no bebe de manera descontrolada, solamente recurre a él en ciertas etapas y su problema mayor es con la automedicación, sobre todo en momentos difíciles de su vida.

Sin embargo, pese a abordar temas oscuros, y tras darse a conocer su divorcio, la cantante luce más guapa que nunca en la sesión de fotos de la edición.

 

 

Staff I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button