fbpx
LaRedMéxicoTicket

Presentan aula híbrida inmersiva para el regreso a clases

En la nueva aula, el sistema tecnológico conecta a todo el grupo


El presente ya no se irá. Con esa idea anunció la división tecnológica de Editorial Santillana “Unoi” su primer aula híbrida inmersiva. Es decir, un salón de clases con pupitres y un pizarrón para la mitad del grupo que asista a la escuela y una cámara de video, un micrófono y un proyector para la otra mitad que seguirá las clases desde sus casas.

En la nueva aula, el sistema tecnológico conecta a todo el grupo. Lleva a las casas la imagen del salón y los comentarios de la maestra y proyecta sobre el pizarrón la imagen de quienes están afuera de la escuela, pero también procesa las respuestas virtuales, saca promedios, advierte quién tiene más participaciones.

“El aula virtual híbrida es el futuro que ya está aquí y es lo mejor para evitar la saturación en las escuelas y prevenir los contagios de Covid-19, aun cuando haya bajado el riesgo”, dijo el director de Comunicación de la “Unoi”, Rodrigo Cosío.

Aulas híbridas, el futuro educativo en México

El 27 de abril, la Secretaría de Salud informó que desde el inicio de la epidemia han fallecido unas 600 niños.

La “Unoi”, que tiene convenio con 400 colegios privados, hizo una demostración en la escuela Círculo Mexicano de Integración Educativa, al sur de la Ciudad.

Alicia Tomassi, la subdirectora, de 55 años, consideró que el sistema es tan moderno que hasta ella lo puede usar.

“La tecnología no se puede dejar atrás. No podemos desperdiciar la experiencia para volver a lo de antes, porque si fuera así no habríamos aprendido nada”, afirmó.

El Círculo Mexicano de Integración Educativa planea que los alumnos se turnen entre clases presenciales y virtuales.

Será un escape, dijo Tomassi, pues reconoció que en los últimos días en la escuela, que continuó con clases virtuales, ya pocos alumnos aceptaban encender sus cámaras.

El costo de la instalación es de 60 mil pesos aproximadamente. Aunque una limitante es que todos tengan conexión a internet.

El Inegi informó en marzo que por motivos asociados al Covid, falta de dinero o recursos 5.2 millones de personas de alumnos de tres a 29 años no se inscribieron al ciclo escolar 2020-2021: 26.6 por ciento dijo que las clases a distancia son poco funcionales, el 25.3, que alguno de sus padres o tutores se quedaron sin trabajo, y el 21.9 por ciento que carece de computadora o conexión de internet.

Jorge Ricardo
Agencia Reforma

 

También te puede interesar Jueza niega amparo para suspender el rediseño de libros

Noticias relacionadas

Back to top button