fbpx
PopcornTicket

Presenció la muerte de su papá


La nueva estrella de Star Wars, Alden Ehrenreich, fue testigo del asesinato de su padre a manos de su tío, cuando tenía ocho años, publicó The Sun.

El actor, de 27 años, vio como su tío esquizofrénico apuñaló a su padre cuando fueron a recogerlo para almorzar la Navidad de 1997.

“Edward tenía esquizofrenia y no había tomado su medicación cuando mató a su hermano”, contó Nicholas Benedict, un tío de Ehrenreich, quien estaba casado con una de las hermanas de su padre.

Mark Ehrenreich, su padre, tenía 43 años al momento de la tragedia.

“Mark fue a recogerlo y aparentemente Edward lo estaba esperando en la cocina con un cuchillo. El diablo le dijo que matara a Mark o algo así. Estaba alucinando”, explicó Benedict.

“Alden estaba con su padre en ese momento. Supongo que debió ser algo muy traumatizante para él. La última vez que vi a Alden fue en el funeral de Mark, se reunieron en su casa. Él tenía apenas ocho años. Fue un accidente muy trágico”, contó.

Tras recibir las apuñaladas, Mark Ehrenreich logró manejar a una estación de gasolina cercana, donde la gente lo ayudó y llamó a la policía. Fue llevado al centro médico Santa María, en Long Beach, pero desgraciadamente murió más tarde. Edward Ehrenreich fue arrestado por asesinato y en un principio se declaró inocente e indicó que sufría una enfermedad mental.

Se demostró que era inestable mentalmente y que era un peligro para él mismo y la gente a su alrededor, por lo que fue internado en una institución para la salud mental; murió en 2005.

Nicholas Benedict dijo que, durante su juventud, Edward Ehrenreich había abusado de drogas psicodélicas ilegales, algo que afectó en gran medida a su estabilidad mental. “Cuando Edward era más joven, según me dijo Ava (tía del actor), abusaba del LSD. Se fue al extranjero y tuvo muchos problemas”, explicó.

 

 

Eleonora Jimena Rivera I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button